Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Ferry de Cotuí: una idea hecha negocio

-

(Martín Polanco )

Raúl Fernández es un hombre emprendedor en la provincia Juan Sánchez Ramírez; en los años 90 concibió una idea que luego convirtió en un “ferry”. Ese aparato es hoy un atractivo turístico en el lago de la presa de Hatillo y una opción recreativa para los visitantes.

El “Ferry de Cotuí”, como concepto es uno. Sin embargo, el aparato que opera Fernández actualmente es el segundo que construye. Es mucho más acabado y moderno que el primer barco surgido de su ingenio.

“La construcción de la nave comenzó entre el año 1999 y el  2000. El primer ferry fue construido en base a tanques (conocidos como barrica en el Cibao). Pero con ese material era imposible conseguir las autorizaciones, pues la ley marítima no lo permite”, expuso el emprendedor, en una conversación con periodistas de El Caribe.

El Ferry de Raúl, como también se conoce en Cotuí, es un aparato actualizado en base a parámetros de ley, asegura su propietario, y cuenta con todos los permisos legales de los ministerios de Medio Ambiente, de Turismo y de la Marina de Guerra. En uno de sus espacios se observa la matrícula TIF50-1995SDG, que lo identifica, su motor de 150 horsepower (HP, o caballo de potencia, de acuerdo a la traducción al español) y una cantidad de asientos y mesas en su interior disponibles para sentar 90 pasajeros que estén dispuestos a abordarlo.

La mayor parte de los visitantes del lago de la presa de Hatillo proceden de San Francisco de Macorís, La Vega, Bonao, Santo Domingo y Santiago.

El costo de paseo en barco en el lago de la presa  es RD$200 por personas adultas y RD$100  los niños. Incluye un recorrido de una hora por la zona. En el interior del buque hay un espacio de despacho de bebidas y picaderas (cantina) de manera que, en sentido general, según Raúl Fernández, “con todo y pasaje el usuario del ferry gasta menos de RD$500 y la pasa bastante bien”.

El proyecto genera diversos empleos. La embarcación tiene dos operadores, una persona en la cantina y varios empleados en tierra, encargados de limpieza y atención a los usuarios-visitantes.

El ferry de Cotuí fue concebido para dinamizar la economía en su área circundante. Su propietario no tiene dudas de eso. “Su funcionamiento tiene un efecto multiplicador, pues los turistas que vienen compran en las tiendas, estaciones de expendio de combustibles y otros establecimientos comerciales formales e informales del municipio”, explica Raúl Fernández. Segundos después aprovecha para “soltar” una crítica hacia el Consejo Ecoturístico de Sánchez Ramírez. “La provincia fue declarada ecoturística por ley, pero quienes dirigen el consejo han hecho poco para desarrollar lo que tenemos, para colocarnos en el mapa de los visitantes y  que la comunidad genere dinero con el turismo”, apuntó.

La ley referida por el dueño del ferry  establece en uno de sus considerandos que “la provincia Juan Sánchez Ramírez encierra un ecosistema de gran valor para preservar la biodiversidad de RD, con sus grandes montañas, y reservas mineras,  además de un atractivo turístico con el Ferry de Hatillo”.

El aprovechamiento

Mientras recorre las aguas del lago de Hatillo en el aparato que construyó, Raúl Fernández recuerda que antes de él llegar, hace unos 11 años, ese lugar estaba en el olvido en materia turística.  “Aquí no existía nada. Esto era simplemente un pozo con peces. Faltaba vida para que la gente estuviera en contacto con la naturaleza y la aprovechara”, expone el emprendedor.

Narró como algunas personas del pueblo en ánimo de restar importancia al trabajo que realiza, se refieren a su persona de manera despectiva. La mayor actividad del ferry se origina los fines semana, aunque está disponible siempre. Los visitantes son locales y nacionales. Al lugar se puede acudir en familia.

Moverlo tiene un costo

El costo mensual de operar el Ferry es de unos RD$30,000, sin embargo, su propietario expresa que el mayor interés es proyectar las potencialidades del lago. La ganancia pudiera ser del 20%, según su  aritmética. El atractivo de ir a la presa de Hatillo no se limita a subirse al ferry que recorre las aguas de su lago. Los turistas pueden observar su muro de contención, la vegetación, detenerse frente a las cuevas a su alrededor, ver la obra de toma de agua y sus pequeñas islas.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar