Pena máxima para matador de estudiante

El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo condenó a treinta años de prisión a un hombre acusado de matar a una estudiante de medicina en el ensanche Ozama, en el municipio Santo Domingo Este.

Antonio Peña Taveras fue encontrado culpable de participar en la muerte de la estudiante Yilenny Altagracia Díaz Báez.

La  joven de 20 años resultó muerta cuando varios pandilleros tirotearon a un hombre que se desplazaba en una motocicleta.

El tribunal también impuso una indemnización de 10 millones de pesos al imputado, que cumplirá la condena en la cárcel de La Victoria.

Según expuso en la audiencia el fiscal adjunto Wilton Gutiérrez, la joven murió a consecuencia de un shock hemorrágico provocado por una herida a distancia realizada por un arma cañón corto.