Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Tiempo para el alma

“El que hiciera caer a uno de estos pequeños que creen en mí

-

“El que hiciera caer a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor le sería que le amarraran al cuello una gran piedra de moler y que lo hundieran en lo más profundo del mar”. Mt. 18. 6.

Un niño o niña es como una computadora nueva que se empieza a llenar, programa por programa. Del “usuario” dependerá si es bien utilizada o si es cargada de “basura” o material “no deseado”.

Las personas adultas somos las que moldeamos el comportamiento de los y las menores; somos capaces de levantar seres humanos buenos, humildes, felices y progresistas, o por el contrario, malos, infelices y perversos.

Así que tenemos un compromiso, hay opción: A los hijos hay que guiarlos en el camino que apenas emprenden en esta vida terrenal, es nuestra responsabilidad, y lo es también de todas aquellas personas que tengan frente a sí a un niño o niña aunque sea por unos segundos. No lo olvidemos.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar