Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Exportación

DR-Cafta, un enorme reto aún por enfrentar

-

La República Dominicana debe modificar su cultura exportadora para competir

El creciente intercambio comercial a través de tratados de libre comercio supone una oportunidad que hay que saber explotar.
El creciente intercambio comercial a través de tratados de libre comercio supone una oportunidad que hay que saber explotar. (Fuente Externa)

Con casi 6 años de aplicación, el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos (DR-Cafta, por sus siglas en inglés) no ha dado aún los beneficios que prometía cuando entró en vigor en 2006. El déficit comercial de la balanza de pagos, sobre todo en el intercambio con los Estados Unidos, se ha mantenido de forma continua.El desequilibrio en el intercambio comercial, sobre todo en la parte con los Estados Unidos, se ha mantenido de forma continua. Hasta el año 2010, República Dominicana ha ido acumulando una balanza comercial negativa con el socio norteamericano, hasta alcanzar un monto ligeramente superior a los 10,300 millones de dólares, a lo que habría que sumarle un déficit de 2 mil millones 400 mil de enero a octubre de 2011, lo que lleva el déficit acumulado a más de 12,700 millones de dólares.

Estados Unidos es el principal socio comercial de la República Dominicana. El déficit dominicano en la relación comercial se debe a la caída continua del sector textil en años recientes, que la ha llevado de representar el 50% de las exportaciones en el 2002 a apenas un 17% en el 2010. En el caso de Centroamérica, el panorama es distinto, pero no nos va mejor.

La economía dominicana es de las más competitivas de la zona, sin embargo el peso excesivo de la dependencia de las importaciones de petróleo pone serias trabas al despegue de nuestra competitividad, ya que eleva considerablemente los costos de producción y con el mantenimiento en precios altos del carburante, ha colocado al país en una posición de replanteamiento obligatorio de sus necesidades energéticas.

De hecho, una de las desventajas competitivas del país dentro del comercio con el Caricom ha sido la elevada cantidad de importaciones de hidrocarburos desde Trinidad y Tobago. Las conversaciones para establecer un tratado de libre comercio de pleno derecho con el Caricom están congeladas desde el 2005.

El déficit con Centroamérica

Las cifras siguientes muestran el alcance del déficit dominicano en el comercio con Centroamérica: hasta el 2010, República Dominicana exportó apenas 118 millones dólares, frente a 512 millones de importación, lo que pone a la República Dominicana en desventaja por un margen de 393 millones dólares, a lo que se añadiría el balance deficitario de enero a octubre de 231 millones, lo que arroja un número rojo para la parte dominicana de 624 millones de dólares en comparación con Centroamérica.

El balance deficitario de la República Dominicana dentro del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica asciende, pues, a la suma de 13,324 millones de dólares a octubre del 2011, que en un contexto de crisis internacional y de integración creciente de mercados, no es un número placentero.

Kai Schoenhals, presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores, expone que no hubo una diferencia significativa en cuanto a aranceles cuando se firmó el tratado con los Estados Unidos, aunque admite que de no haberse suscrito una parte importante de las exportaciones habría perdido un mercado importante, con innegables consecuenciasnegativas: “Nosotros no obtuvimos ninguna concesión arancelaria nueva que no tuviéramos antes frente a los Estados Unidos y sí tuvimos que liberalizar a cambio los aranceles nuestros.

Eso hizo que obviamente el acuerdo aumentara las importaciones desde los Estados unidos y también desde Centroamérica, porque sí tuvimos que conceder la parte arancelaria. La ventaja que le veo es que ha habido una serie de productos que han obtenido más acceso a Centroamérica y a Estados Unidos y eso ha diversificado lo que se exportaba.

Lo que la República Dominicana ha hecho es que se ha diversificado a otros mercados y por eso han ido aumentando las exportaciones; la otra cosa es que las exportaciones de zonas francas son parte importantísima de las exportaciones totales del país, de hecho representan alrededor del 60% hoy en día. Si no se firmaba el acuerdo estábamos en peligro de perder mucho de ese acceso hacia Estados Unidos”.

La industria debe volcarse a exportar

El economista Roberto Despradel enfoca el punto bajo un ángulo más proactivo: “Para ser justos, no se le puede atribuir el déficit al tratado; esos son los números, los números no mienten, ése es el resultado; cuando uno entró al DR-Cafta uno sabía que tenía un compromiso de liberalizar y a cambio lo que estábamos era consolidando el acceso.

La pregunta es, ¿cual hubiera sido el resultado hoy sin el tratado? ¿Hubiera sido el déficit menor sin el tratado?”

La tarea es que todos los sectores productivos del país se concentren crear una cultura exportadora: “Tenemos un país muy propenso a consumir productos importados, lo que tenemos es que buscar como hacemos un país propenso a exportar más, o a ser más competitivo internamente para que no se demanden tantos productos importados.

Eso es lo que nos toca. No todos los operadores económicos, incluido el Estado, se han focalizado en ver cómo resolver eso. Y la competitividad en temas de exportación, vamos a decir que lo hemos enfocado, pero no con la intensidad ni la continuidad con que tenemos que hacerlo a fines de revertir el déficit”.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar