El Caribe

Comercio

Nuevas loterías desplazan a las viejas quinielas

-

La venta de quinielas ya no es un negocio atractivo.
La venta de quinielas ya no es un negocio atractivo. (El Caribe )

Los sorteos electrónicos acumulativos han desplazado a las rifas de la Lotería Nacional en todo el país.La venta de quinielas ya no es rentable para Primitivo Otaño desde que funcionan las loterías electrónicas.  A las ocho de la mañana ubica su venta en un lado de la acera del edificio de la Lotería Nacional, en el Centro de los Héroes. Cuenta que antes allí, donde permanece hasta las dos de la tarde, no cabían los quinieleros: “Éramos como mil en esta esquina y ahora usted ve que si cuenta diez es mucho”.

Estima que en total quedan 500 quinieleros de 25,000 distribuidos en todo el país, antes de 1997, cuando irrumpió la oferta de las bancas de loterías y lotos. A su lado, su compañero Juan de los Santos expresa la misma queja, mientras acomoda en su mesa los paquetes de quinielas. Recuerda que comenzó a vender billetes cuando era niño, de eso hace 50 años. “Este gobierno está en contra de los billeteros. Ahora han reducido los premios. Antes si el número salía en segunda el ganador se llevaba seis mil pesos y si salía en tercera el premio era de tres mil pesos, ahora lo que se lleva es la mitad”, explica. Al mediodía de ayer no había vendido el primer paquete de quinielas, que cuesta 600 pesos y otorga al que resulte agraciado 39,000 pesos.

Aunque los billeteros afirman que la Lotería está quebrada, el director comercial de ese organismo, Tiburcio Perdomo, asegura que los sorteos electrónicos le benefician porque le derivan una parte de sus ganancias. Señala que al año los dominicanos juegan 115,000 millones de pesos, entre apuestas a loterías, casinos, caballos, apuestas deportivas y galleras. De ese total, agrega Perdomo, 60,000 millones corresponde a juego de loterías. Tienen registradas 34,452 bancas, pero la Dirección General de Impuestos Internos sólo reconoce 28,144.
Las dificultades financieras se agravaron a partir de la entrada en vigencia de la Ley 139-11, el año pasado, que ordena que millonarios ingresos que esa institución recibía a través de las bancas de apuestas pasen a la DGII.  Perdomo indica que la Lotería Electrónica Internacional Dominicana (Leidsa) aporta el 90% del monto que reciben de las loterías electrónicas, el que asciende a 500 millones de pesos al año. “Puede parecer mucho, pero ese dinero apenas alcanza para cubrir los gastos de nómina y el trabajo de inspección que realizamos en las bancas”, apunta. “El sorteo de los domingos lo mantemos por tradición, porque realmente no reporta gran beneficio a la institución, apenas dos millones de pesos”, agrega.

Rutina

En la casa de Edwin Minyety, de 25 años, se juega más por costumbre que por la suerte de ganar. Cuenta que su madre, una señora de 50 años, aparta el dinero para jugar “sus números” casi a diario. “Ella juega, depende de lo que tenga. Puede ser 100 pesos o hasta 500 pesos. Eso es un hábito en la familia”, sostiene.

La peligrosa costumbre de su madre -el juego excesivo provoca una adicción conocida como ludopatía- le molesta, pues considera que es más lo que pierde que lo que gana.  Dice que en su familia se “arreglan los sueños”, cualidad que predomina en la zona rural del país. “El que sueña un patico, eso da dos; la caja de muerto y la mesa, dan cuatro; la sangre, da nueve. Si ella se sueña que se está cayendo le da el palé de 10 con 6, porque los hoyos son 10 y las mujeres seis”, indica.

La lotería tradicional ha perdido adeptos (representa menos del 1% del mercado) pero las nuevas opciones, como la Loto, Loteka y Loto Real mantienen encendido el ánimo de los jugadores, de tal forma que se realizan sorteos dos veces al día (a la 1:55 p.m. y a las 8:45 p.m.).

Historia

El sacerdote Francisco Xavier Billini fundó la Lotería Nacional el 24 de octubre de 1882 con el propósito de destinar sus fondos a obras sociales. Hasta 1997 era la única institución autorizada para comercializar juegos lotéricos en el país, las demás bancas operaban de manera ilegal hasta que ese año empezaron a regularizarse.

En promedio se apuesta 500 pesos a la semana

Un estudio publicado en marzo de 2008 refleja que la mayoría de jugadores no está dispuesto a pagar más de 500 pesos semanales por ninguno de los juegos de Lotería. El informe realizado por la Consultoría Interdisciplinaria de Desarrollo (Gtech) concluye que los  usuarios de lotería juegan de una a dos veces por semana. El domingo es el día preferido, le sigue el miércoles y luego el sábado. Los números que más se apuestan están entre el uno y el 31 porque en ese rango se ubican las fechas de nacimiento de los familiares.

Adicción que inició apostando cinco pesos
“Eres el rey del casino, mientras te queda dinero”
La eliminación de tragamonedas es tarea pendiente
Se quedó esperando el 44



http://www.elcaribe.com.do/2012/04/10/ldquoeres-rey-del-casino-mientras-queda-dinerordquo


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente