Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Violación

La Policía incumple ley orgánica al dejar activos a generales

-

La Policía Nacional tiene su propio plan de retiro, establecido por ley.
La Policía Nacional tiene su propio plan de retiro, establecido por ley. (Romelio Montero)

A pesar de tener el tiempo reglamentario para ser puestos en retiro, varios generales de la Policía Nacional permanecen aún activos  dentro de esa institución.

Entre estos oficiales figuran los mayores generales José Aníbal Sanz Jiminián y Henry Peralta Jiménez y el general Frener Bello Arias. Los tres ocupan funciones gerenciales dentro de la Policía y forman parte del exclusivo y reducido club de altos oficiales que aun teniendo el tiempo para ser enviados al servicio pasivo continúan activos en las filas policiales.

El artículo 96 de la Ley Orgánica de la Policía Nacional (96-04) establece que la edad biológica en virtud de la cual el retiro será “obligatorio e inmediato” para un oficial con el rango de general es 60 años, y 35 años el tiempo límite para permanecer en servicio activo. Si se cumplen una de estas dos condiciones, el oficial general deberá ser puesto en retiro para dar cumplimiento a este mandato de la ley que rige y regula el funcionamiento del cuerpo del orden.

Sanz Jiminián nació el 4 de junio del 1950, lo que significa que ya cumplió 62 años. Es decir, está por encima de los 60 años que exige la Ley 96-04. Ingresó a la Policía el 24 de enero del 1976, por lo que también cumplió 36 años de carrera, uno más que los 35 reglamentarios. Sanz Jiminián fue jefe de la Policía en el primer gobierno del presidente Leonel Fernández (1996-2000) y actualmente es el director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet).

Sanz Jiminián fue puesto en retiro pero luego reintegrado por el expresidente Fernández, mediante el decreto 872-04, pero ya tiene 62 años y sigue vigente, como policía y jefe de la Amet. Peralta Jiménez, actualmente director del Instituto de Dignidad Humana de la Policía (Idhi), nació el 27 de septiembre del 1952, lo que indica que el próximo mes cumple 60 años y hoy le quedarían exactamente 27 días para recibir su retiro, si se cumple lo que establece el artículo 96 de la Ley 96-04.

Pero partiendo de que el Curso Básico de Capacitación Policial lo hizo en el 1971, hace alrededor de cinco años que Peralta Jiménez debió estar fuera de la Policía, por haber cumplido más de 40 años sirviéndole.

El general Frener Bello Arias, recientemente nombrado inspector general de esa institución, con el decreto 455-12, nació el 28 de agosto del 1951 e ingresó a la Policía el 27 de mayo del 1990. En la institución, este oficial tiene solo 22 años, pero en agosto pasado cumplió 61 años y en vez de ponerlo en retiro fue nombrado en uno de los cargos más importantes que tiene el cuerpo del orden.

Una ley que favorece a pocos y afecta a muchos

El mandato de la Ley Orgánica solo se cumple para generales que no tienen el mismo grado de influencia o “pegada” política con el gobierno de turno. Esos generales sin “padrinos” que protejan sus aspiraciones de alcanzar posiciones más allá de dirigir destacamentos o regiones, son puestos en retiro a veces con 30 y 32 años dentro de la carrera policial, y hasta sin haber cumplido 50 años de edad. Estos casos se ven en cada jornada de retiros.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar