El Caribe

Rosas para el alma

¡Abraza tu destino!

-

Poderosa es la expresión del profeta Habacub cuando dijo: “Aunque la higuera no florezca ni en las vides haya frutos… El Señor, es mi fortaleza; y me hará andar sobre alturas” Habacuc 3:17-19.   La raíz hebrea del nombre Habacuc se deriva de la palabra abrazar.  A pesar que le tocó vivir un tiempo sumamente difícil abrazó su propósito, su futuro y su destino.

Decidió creerle a Dios, no a los momentos impredecibles pero pasajeros.  Tampoco tomó decisiones basadas en ellos,  sino en la fidelidad de Dios, quien prometió.  Sabía que Sus dichos son literalmente hechos y no se limitan al tiempo.  Por ello, Habacub prosperó en el terreno  donde otros perecieron, porque tuvo una visión y una férrea convicción: ¡Dios nunca falla!


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar