Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Papúa

Acusan a dos por quemar viva a una "bruja"

-

Unas personas observan a una mujer ser quemada viva que fue acusada de hacer brujería.
Unas personas observan a una mujer ser quemada viva que fue acusada de hacer brujería. (AP )

SYDNEY (AP) — La Policía de Papúa Nueva Guinea acusó a dos personas del espeluznante asesinato de una mujer que fue torturada y quemada viva frente a cientos de personas, incluso niños, después de ser acusada de hacer brujería.

Janet Ware y Andrew Watea fueron acusados el lunes de asesinato por la muerte de Kepari Leniata a inicios de febrero.

Una multitud desvistió a Leniata, una madre de 20 años, antes de ser torturada con una vara de acero incandescente, rociada en gasolina y quemada sobre una pila de neumáticos y basura.

Los familiares de un niño de seis años que murió en un hospital acusaron a Leniata de hacer brujería. Se cree que Ware y Watea son la madre y el tío del niño, informó la Policía en un comunicado.

Los dos acusados están entre más de 40 personas que fueron detenidas la semana pasada en relación con el asesinato de Leniata. Los otros al final fueron liberados por falta de evidencia, pero la Policía dijo que habrá más detenciones.

En las partes rurales de Papúa Nueva Guinea, algunas personas le atribuyen frecuentemente infortunios inexplicables a la hechicería, pero el brutal asesinato causó indignación en el país de Oceanía y la condena del primer ministro, la Policía y diplomáticos.

La Policía dijo que cientos de testigos, muchos de los cuales eran niños y adolescentes, fueron incapaces de impedir que la turba torturara y asesinara a Leniata en la provincia de Monte Hagen. Aunque había policías que presenciaron los hechos, no pudieron salvar a la mujer porque eran superados en cantidad por la turba, dijo el portavoz de la Policía Dominic Kakas. También se abrió un expediente por la falta de acciones de la Policía en el lugar.

El asesinato se castiga con la pena de muerte en Papúa Nueva Guinea, aunque no se ha aplicado esta sentencia desde que el país se independizó en 1975.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar