Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Buen Oficio

¡Dominicanos!

-

Para mí que disfrutaba en casa la transmisión de CDN del final del Clásico Mundial de Béisbol la noche del martes, también eran fuente de emoción las imágenes del público congregado en estadios y otros sitios afuera viviendo ese momento de gloria, la alegría popular traspasaba la pantalla y se contagiaba, enfatizando lo bonito de ser dominicanos, independientemente de que la situación nacional pudiera motivar quejas. Cómo no rendirse al magnífico sentimiento de demostrar al mundo nuestras mejores facetas y así reconocernos a nosotros mismos capaces de competir con calidad y posicionarnos entre los mejores. Nos sobran condiciones para ser campeones en el deporte y todo lo que como humanos competa. ¡Vale, ser dominicanos!


ADEMÁS EN PANORAMA

  • “Sin “bajas”

    es muy normal desear recibir siempre todo lo que consideremos bueno para nosotros. Debe serlo  también aceptar que siempre habrá altas y bajas en nuestro camino. Es liberador admitir que la vida nunca será un jardín de rosas, se propicia una…

  • Entusiasmo

    Dado que la clase política le huye como el diablo a la cruz a toda reforma propuesta para racionalizar el sistema político, mucha gente siente que todo está perdido en el país. Pero antes que descorazonarse, hay que preservar las esperanzas de…

  • Política

    Ocurrían los líos de la “convención” del PRD el domingo y casualmente leía este relato sobre las elecciones de 1914: “Cada mesa tenía urnas separadas por hileras de alambre de púas a fin de que en una votaran los bolos y en otra los horacistas

  • Mérito verdadero

    Más vale la buena voluntad, la sinceridad personal y la transparencia de alma que el máximo grado de habilidad o competencia. Sin esas cualidades, la más elogiable eficiencia sólo disfraza mentalidades perversas. Una situación reciente me ratificó&#




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar