Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Indrhi revela que se pierde el 66% de las aguas superficiales

-

Olgo Fernández dice que ese recurso debiera servir para irrigar.

(Edward Roustand)

En República Dominicana el 66% de las aguas superficiales se pierde, es decir, que el aprovechamiento de ese líquido es de apenas el 34%. Se trata de un esquema que genera preocupación en instituciones como el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi).

Esa pérdida de agua se debe a que el país no cuenta con la cantidad de embalses que necesita para poder represarlas y para poder posteriormente contar con ellas y trasladarlas a las zonas urbanas.

Cuando el agua se represa puede usarse como potable por las comunidades, así como para sistemas de riego en las áreas de cultivos agrícolas y para generar energía, donde haya la posibilidad de construir hidroeléctricas.

El director ejecutivo del Indrhi, Olgo Fernández, delineó un conjunto de acciones impulsadas por esa institución para revertir la situación, que incluye la rehabilitación de puntos clave en toda la geografía nacional y la construcción de embalses. Fernández citó esos ejes cuando fue entrevistado en el Desayuno Económico de elCaribe.


La intención del Indrhi, inicialmente, es lograr que se aproveche por lo menos el 50% del agua (16 puntos porcentuales más que actualmente) para propiciar un impacto que podría prácticamente duplicar el área de riego existente y a la vez empujar a una mayor producción de alimentos. El país produce el 85% de los alimentos que consume. Si se incorpora más terrenos a las actividades productivas, calcula que ese número subiría.

“Hemos hecho una gran inversión y  hemos rehabilitado cerca de 6,400 kilómetros de canales en el país y hemos rehabilitado unos 3,800 kilómetros de drenaje, y reconstruido 2,800 kilómetros de bermas de canales”, dijo Fernández, al presentar un balance pormenorizado, que incluyó otros temas.

Fernández, ingeniero civil de profesión, aseguró que acumulando cada uno de los servicios es que las Juntas de Regantes están conformes con el trabajo del Gobierno.

“Eso garantiza que podamos tener agricultores prósperos, con beneficios de sus cosechas, lo cual se traduce en mejoras para sus familias”, apuntó el director del Indrhi, acompañado en el encuentro del gerente de planificación, Eliseo González, y el subgerente de Comunicaciones, Miguel Tavárez.

Los recursos para los trabajos citados antes, alcanzan los RD$1,400 millones en los primeros seis meses de la gestión de Olgo Fernández, y han implicado un programa de alquiler de equipos pesados y la contratación de brigadas de obreros. Entre septiembre de 2012 y febrero de 2013, el Indrhi mantuvo trabajando 9,300 padres de familia, limpiando canales y drenajes y rehabilitando bermas, informó el titular del organismo.

“Generamos mano de obra en el campo para que las familias devenguen un salario entre RD$9,500, los obreros, y RD$15,000 los capataces de las brigadas”, apuntó. Para esos 9,000 padres de familias que citó, el Indrhi desembolsaba mensualmente RD$80 millones en el período en cuestión.

En este mes de mayo se retoman las brigadas de emergencia y se da el segundo paso a los sistemas de riego porque se avecinan las lluvias y esas áreas deben estar en buen estado (sin malezas, sin hierbas ni sedimentos).


República Dominicana está dividido en once distritos de riego, que recogen toda la infraestructura de riego. Cada distrito está compuesto por dos o tres zonas de riego y subzonas que inciden en los diferentes regímenes que tiene el Indrhi para ofrecer servicio a los usuarios de riego, que actualmente son 110 mil, informó Olgo Fernández.

Embalses y la agenda
El Indrhi está licitando la rehabilitación de las presas de Higüey, Tavera, Maguaca y Chacuey para mejorar sus entornos hidráulicos y la parte de la sedimentación, con un financiamiento del Banco Mundial de US$47 millones, de un préstamo que contrató el Gobierno luego del del paso de las tormentas Noel y Olga.

El organismo informó que está interviniendo la presa de Sabana Yegua a través del Proyecto Múltiple de Monte Grande. Aparte del proceso de rehabilitación del vertedero de Sabana Yegua, está contemplado el recrecimiento de su muro de cortina y el aspecto de la sedimentación, porque se trata de una rehabilitación del embalse. Igualmente, la presa de Sabaneta está en proceso de ser intervenida para retirarle el sedimento y dejar disponible la capacidad de su sistema hidráulico.

El Indrhi tiene también el lote de cuatro presas y otras obras en fase final de diseño y de consultoría para luego licitarlas y que las compañías constructoras puedan participar.

En carpeta, el Indrhi tiene un abanico de proyectos que incluye construir la presa de Guaigüí, el proyecto Azua II (un proyecto para construir 15 reservorios para alimentar la cola del canal Ysura e integrar a la producción cerca de 280 mil tareas en Azua que están ociosas), la integración de los fondos de preinversión,  para hacer estudios de impacto ambiental, de suelo, diseño y presupuesto, de suerte que cuando llegue un proyecto a ser integrado en el presupuesto, la institución solo tenga que licitarlo, ya con conocimiento previo de lo que tiene en sus manos. Otras iniciativas previstas por el Indrhi son la realización de los estudios de la presa de Ámina (cuando el presidente los autorice), los estudios para la  presa de Boba y la posibilidad de construir las presa de Alto Yuna y Yásica. l


Monte Grande camina por el sendero correcto

El director ejecutivo del Indrhi aseguró que se trabaja en el Proyecto Múltiple de Monte Grande. Ese proyecto se  desarrolla desde el año 2004, pero tuvo su firmeza de inicio en 2010, cuando verdaderamente comenzaron los trabajos.

La obra tiene cinco componentes, uno de ellos es la rehabilitación de la presa de Sabana Yegua. Con Monte Grande se beneficiará a cientos de familias concentradas en las provincias Barahona, Bahoruco e Independencia, en las cuales podrán irrigarse alrededor de 700 mil tareas para distintos cultivos agrícolas.

Esa cantidad es la suma de 400 mil tareas que se incorporarán, más otras 370 mil que ya están activas. Monte Grande tendrá un uso para acueductos y para energía eléctrica.


Noticias relacionadas



ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar