El Caribe

Editorial

Abuso de poder

-

La Constitución de la República establece en el artículo 199 lo siguiente:
“El Distrito Nacional, los municipios y los distritos municipales constituyen la base del sistema político administrativo local. Son personas jurídicas de Derecho Público, responsables de sus actuaciones, gozan de patrimonio propio, de autonomía presupuestaria, con potestad normativa, administrativa, y de uso de suelo, fijadas de manera expresa por la ley y sujetas al poder de fiscalización del Estado y al control social de la ciudadanía, en los términos establecidos por esta Constitución y las leyes”.

Asimismo, el artículo 201 sobre gobiernos locales dice: “El gobierno del Distrito Nacional y el de los municipios estarán cada uno a cargo del ayuntamiento, constituido por dos órganos complementarios entre sí, el Consejo de Regidores y la Alcaldía. El Consejo de Regidores es un órgano exclusivamente normativo, reglamentario y de fiscalización integrado por regidores y regidoras…”.

Está muy claro, y es una materia constitucional, que los gobiernos de las ciudades están en manos de los ayuntamientos, y en consecuencia, ningún otro poder del Estado, por más poderoso que sea, puede usurparlo, no se sabe amparado en qué.

Es de dominio general el exceso de poder de que se ha prevalido el Poder Ejecutivo, a través de su Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), para desconocer la facultad del ayuntamiento del Distrito, y construir, por encima de una resolución del Consejo de Regidores y de una decisión del Juzgado de Paz para Asuntos Municipales del Distrito Nacional, un elevado en el Malecón de la ciudad.

Una entidad académica privada puede solicitar cualquier servicio al gobierno de la ciudad. El municipio puede evaluar la conveniencia del mismo, y adoptar la decisión que considere, en atención a la ley. La entidad interesada puede acudir, si fuese necesario, a un tribunal competente.

El artículo 204 de la Carta Magna establece que “el Estado propiciará la transferencia de competencias y recursos hacia los gobiernos locales, de conformidad con esta Constitución y la ley…”. Lo que se ve es todo lo contrario. ¡Un abuso de poder!


Noticias relacionadas

  • Vicenta Peignand

    Ese nombre quizás no resulte conocido para muchas personas. Pero era la cara más conocida del Centro de Rehabilitación en los medios de comunicación. En años remotos, cuando se levantaba esa institución de servicio, ella llegaba con su parsimonia,&#

  • La violencia escolar

    Aunque todavía la “violencia en las escuelas” en República Dominicana no escandaliza a nadie, es necesario que las autoridades, educadores y orientadores trabajen activamente para prevenir situaciones que mañana pudieran ser mayores.

  • Hasta la paciencia tiene límite

    Las relaciones entre República Dominicana y Haití se han tensionado. Hechos comunes, protagonizados por la violencia en el seno de la sociedad, como la muerte de un haitiano a manos precisamente de sus connacionales, sirvieron de excusa para materializa

  • ¿Sentimos que baja?

    Como persisten los indicadores negativos de violencia, difícilmente nos conformemos con el dato de que 2014 cerró con una tasa de la criminalidad a la baja. Que de 20.3 muertes violentas por cada 100 mil habitantes como ocurría en 2013, el país…

  • Rendición de cuentas

    El presidente de la República presentó ayer sus memorias al Congreso Nacional sobre los resultados del 2014. Fue un informe formalmente correcto. Centró sus palabras en el marco previsto en la norma constitucional.Obviamente, no podía…



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Vicenta Peignand

    Ese nombre quizás no resulte conocido para muchas personas. Pero era la cara más conocida del Centro de Rehabilitación en los medios de comunicación. En años remotos, cuando se levantaba esa institución de servicio, ella llegaba con su parsimonia,&#

  • El maestro

    Ayer hablábamos de una de las amenazas de la escuela pública dominicana, la violencia entre estudiantes, de la cual no escapan los profesores, a veces como víctimas directas, o como mediadores para la solución de conflictos en las aulas, a veces…

  • Sentencia chocante

    Es competencia de los jueces la administración de justicia. Tienen una soberanía absoluta en su jurisdicción, pero eso no los sustrae del escrutinio público, y sus sentencias pueden ser objeto de toda clase de consideración.Se dice…

  • La violencia escolar

    Aunque todavía la “violencia en las escuelas” en República Dominicana no escandaliza a nadie, es necesario que las autoridades, educadores y orientadores trabajen activamente para prevenir situaciones que mañana pudieran ser mayores.




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar