El Caribe

Correo

Correo de los lectores

-

Delincuencia e inseguridad

Señor director: Desesperados se ven los dominicanos por el alto nivel de corrupción y además estamos mucho más decepcionados, porque desde las esferas de poder, nuestras autoridades solo atinan a teorizar y a elaborar planes y estrategias de seguridad desde sus escritorios, sin tomar en cuenta que para enfrentar con efectividad la delincuencia e inseguridad es preciso analizar bien desde adentro a nuestra sociedad, para ver qué está pasando y cuáles medidas hay que tomar, por un lado, para controlar a los delincuentes vigentes, y por otro lado, lo más importante, para evitar que la delincuencia siga creciendo, evitar que nuestra sociedad siga fabricando delincuentes. Causas y consecuencias, pero además, medidas de prevención. Esa debe ser la estrategia. Pero tal parece que los delincuentes están desafiando a nuestras autoridades. Digo esto por no decir que aparentemente los delincuentes provienen de las filas de las propias autoridades, pues no se tiene explicación para muchas de las situaciones que estamos viviendo en el país en este momento. Atentamente.
Juan Francisco González
Ciudadano

El exceso de poder

Señor director: Es evidente que nuestros poderes estatales están bajo el control del partido de gobierno, el partido que lidera el expresidente Leonel Fernández. El Gobierno es controlado por el PLD, así como los poderes Legislativo y Judicial y los órganos judiciales de los ámbitos electoral y constitucional. Con todo este control el gobierno peledeísta y sus funcionarios que hayan incurrido en actos dolosos se quedan impunes, pues ninguno de esos órganos procederá a enjuiciar a ningún exfuncionario o funcionario actual, aunque existan las pruebas que lo incriminen. Pero sabíamos que esa situación se iba a producir, pues todos vimos la forma en que el PLD adquirió tanto poder e influencia. Lo malo de todo esto es que tenemos una oposición débil, que no ha sido capaz de articularse para representar un equilibrio de nuestra democracia. El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) está llamado a hacer una oposición política firme, respetando los parámetros legales establecidos, pero a la vez presionando socialmente para que el propio gobierno respete las leyes y normas de nuestro país. Pero no es así. Tenemos un PRD dividido, liderado por dos personas a las que no les interesa para nada el bienestar de la organización y mucho menos de la nación. Sólo piensan en sus intereses y caprichos personales y de paso se están llevado al más importante partido político de oposición de la República Dominicana, debilitando todavía mucho más nuestra democracia. Atentamente.
Cristóbal Gil
Ciudadano


Noticias relacionadas

  • Correo de los lectores

    Lo que dijo CameronDistinguido señor director: elCaribe atribuye al Primer Ministro del Reino Unido David Cameron haberse referido en el canal ITV a “una plaga de inmigrantes que llega a través del Mediterráneo buscando…

  • Correo de los lectores

    En pie de luchaSeñor director: Son diversos los sectores de Santo Domingo y otras localidades del país que se unifican cada día, a los fines de empoderarse de las distintas necesidades que por muchos años les aquejan.…

  • Correo de los lectores

    Agradece coberturaSeñor director: Agradecemos mucho el apoyo con la cobertura y difusión que el medio que usted dirige ha brindado al reciente lanzamiento de la campaña de comunicación de Sanar una Nación, alianza…

  • Correo de los lectores

    Todos queremos mejorarSeñor director: Algo que todos o la gran mayoría quiere y busca es mejorar en todos los aspectos de su vida. Aunque muchos solo se enfocan en la mejoría económica y la apariencia física, pero…

  • Correo de los lectores

    Drama institucionalSeñor director: Una situación trágica, un final que se vislumbra tenebroso, una realidad que traspasa las fronteras del desorden, un coloquio en el infierno, una muerte a destiempo… hechos como…



ADEMÁS EN PANORAMA

  • La Iglesia, el Estado y la economía (IV de IV)

    Cuando la distribución de la propiedad es un obstáculo “al normal rendimiento de la economía”, lo cual no es originado siempre por la extensión del patrimonio privado, en interés del bien común el Estado “puede intervenir para regular…

  • María Marte (Premio Nacional de Gastronomía de España).

    La voluntad de ser

  • Inquietudes

    A propósito de los detalles iniciales que han trascendido con la reanudación de las discusiones para el Pacto Eléctrico – o última esperanza de abordar la centenaria crisis eléctrica-, ahora con la instalación de las mesas de socialización…

  • La fe, el vínculo real con Dios

    Para los que hemos asumido a Jesús como nuestro Señor y Salvador, la fe es el cimiento fundamental de nuestro accionar. La fe es la columna fundamental de nuestra vida porque es el vínculo real y sólido de nuestra relación con Dios. Hebreos 11…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar