El Caribe

Correo

Correo de los lectores

-

Delincuencia e inseguridad

Señor director: Desesperados se ven los dominicanos por el alto nivel de corrupción y además estamos mucho más decepcionados, porque desde las esferas de poder, nuestras autoridades solo atinan a teorizar y a elaborar planes y estrategias de seguridad desde sus escritorios, sin tomar en cuenta que para enfrentar con efectividad la delincuencia e inseguridad es preciso analizar bien desde adentro a nuestra sociedad, para ver qué está pasando y cuáles medidas hay que tomar, por un lado, para controlar a los delincuentes vigentes, y por otro lado, lo más importante, para evitar que la delincuencia siga creciendo, evitar que nuestra sociedad siga fabricando delincuentes. Causas y consecuencias, pero además, medidas de prevención. Esa debe ser la estrategia. Pero tal parece que los delincuentes están desafiando a nuestras autoridades. Digo esto por no decir que aparentemente los delincuentes provienen de las filas de las propias autoridades, pues no se tiene explicación para muchas de las situaciones que estamos viviendo en el país en este momento. Atentamente.
Juan Francisco González
Ciudadano

El exceso de poder

Señor director: Es evidente que nuestros poderes estatales están bajo el control del partido de gobierno, el partido que lidera el expresidente Leonel Fernández. El Gobierno es controlado por el PLD, así como los poderes Legislativo y Judicial y los órganos judiciales de los ámbitos electoral y constitucional. Con todo este control el gobierno peledeísta y sus funcionarios que hayan incurrido en actos dolosos se quedan impunes, pues ninguno de esos órganos procederá a enjuiciar a ningún exfuncionario o funcionario actual, aunque existan las pruebas que lo incriminen. Pero sabíamos que esa situación se iba a producir, pues todos vimos la forma en que el PLD adquirió tanto poder e influencia. Lo malo de todo esto es que tenemos una oposición débil, que no ha sido capaz de articularse para representar un equilibrio de nuestra democracia. El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) está llamado a hacer una oposición política firme, respetando los parámetros legales establecidos, pero a la vez presionando socialmente para que el propio gobierno respete las leyes y normas de nuestro país. Pero no es así. Tenemos un PRD dividido, liderado por dos personas a las que no les interesa para nada el bienestar de la organización y mucho menos de la nación. Sólo piensan en sus intereses y caprichos personales y de paso se están llevado al más importante partido político de oposición de la República Dominicana, debilitando todavía mucho más nuestra democracia. Atentamente.
Cristóbal Gil
Ciudadano


Noticias relacionadas

  • Correo de los lectores

    Cooperativismo en RDSeñor director: A propósito del artículo de Celso Marranzini, agradecemos su interés en el desarrollo del sector cooperativo en nuestro país, sector que se ubica como la principal opción de desarrollo…

  • Correo de los lectores

    Peligroso juego en colegiosSeñor director: A propósito del “juego de la asfixia” y los colegios, creo que los profesores de esos centros no están capacitados para enfrentar este tipo de situaciones. Muchos colegios…

  • Correo de los lectores

    El PCRSeñor director: Políticos, intelectuales y algunos sectores sociales denuncian y abominan de la corrupción y el clientelismo en el quehacer político del país. Manifiestan su inquietud y se quejan de lo que consideran…

  • Correo de los lectores

    Las críticasSeñor director: Los humanos tenemos tendencia a que nos molesten las criticas, aún sean constructivas. Fuimos creados con una perfección que lamentablemente barnizamos y desvirtuamos a nuestro antojo, precisamente…

  • Correo de los lectores

    Los AlcarrizosSeñor director: Primeramente debo felicitar a María Teresa Morel por su trabajo de investigación sobre la problemática urbanística de Los Alcarrizos.Su artículo en el periódico elCaribe…



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Darío Contreras

    Los pueblos pueden hacer de reveses, fracasos, crisis o tragedias, experiencias para su avance. Un programa del canal de la National Geografic sobre tragedias aéreas ilustra puntualmente en cómo eventos muy dolorosos conducen en naciones avanzadas,̷

  • La cuerda de Francisco

    ¡Ya me imagino el boche que de ahí ahí les habrá dado a todos esos señorones! Más o menos debió ser así (y, si no, que Su Santidad me perdone si lo que expreso es un deseo acomodado a su estilo): “¿Cómo es posible que ustedes, pastores…

  • El escrito está basado en una carta que Pelegrín, a los ocho años, le escibió a su padre.

    Memoria de un niño en la Guerra de Abril

  • Sólo merece desprecio

    Otra anécdota de esta selva nacional ha sucedido en Santiago, donde Rafael Leonidas (o Eduardo Miguel) Trujillo Fadul (o Villamán Trujillo), príncipe tocado con gorra policial que cobra en la nómina del consulado de Nueva York, ultrajó públicamente&




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar