Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

La columna de Miguel Guerrero

En manos de un juez

-

El juez que fallará hoy sobre si se mantiene el archivo definitivo de la querella por lavado de activos contra el expresidente Fernández y su Fundación Global o en cambio ordena la investigación del caso, tiene ante sí la excepcional y honrosa oportunidad de decidir el sendero de la justicia. De su decisión dependerá si los tribunales adquieren la condición de simple carga burocrática para la sociedad y un aliado de la corrupción y la impunidad que la promueve o, por el contrario, una posibilidad de cambio en la búsqueda de una independencia judicial que sirva de contrapeso al desmedido uso del poder en beneficio de clanes empresariales y políticos.

Su decisión lo hará merecedor del cargo que desempeña o lo condenará al repudio de una sociedad ávida de justicia y cansada de observar día a día la complicidad que sepulta los anhelos de algún nivel de decencia en la vida pública. Lo que ese juez decida nos hundirá en el cieno o nos liberará del estiércol. La oportunidad que él carga sobre su conciencia tal vez no volvamos a tenerla en muchos años. Si opta por lo fácil y elude su responsabilidad, la generación a la que pertenezco no vivirá el sueño de la redención judicial a la que la mayoría de los ciudadanos de este país aspira.

Su fallo determinará el método que el pueblo dominicano, exprimido hasta la última gota, decepcionado y despojado de esperanzas, asumirá para liberarse de las prácticas viciosas que han ennegrecido sus deseos de vivir en una sociedad en que la Constitución y las leyes normen las actuaciones de sus funcionarios. Este juez, y tal vez él no lo sepa, hará con su decisión que pronto o más adelante el pueblo decida su destino por las instituciones o emule las experiencias de Egipto, Turquía o Brasil. No son muchos los caminos. Hoy un hombre decidirá si el país queda a merced de los Fernández y los Bautista o se le abre un chance en su lucha contra la corrupción.


Noticias relacionadas

  • Vicios de la tradición política

    Donde quiera que voy escucho siempre la misma pregunta, formulada a veces con sorna, rabia disimulada e impotencia, por empresarios de todos los niveles: ¿Cuántos políticos están en condiciones de probar la legitimidad del patrimonio que poseen?…

  • El exquisito mundo de Eduardo Villanueva

    Mi columna de este martes sobre “Los puritanos” de Bellini movió un generoso comentario de Eduardo Villanueva, uno de los más cultos músicos que jamás haya tratado y cuya labor en la promoción del género musical clásico ha contribuido a…

  • Aquellos lejanos días

    El período de oscurantismo y represión que caracterizó la Era de Trujillo no terminó la noche de su asesinato, el 30 de mayo de 1961, ni el 19 de noviembre siguiente cuando el último de sus familiares y allegados fue expulsado del país. Concluyó

  • Historia de un niño pobre

    Lo conocí una tarde en la redacción, donde se presentó empapado por el fuerte aguacero. En la madriguera donde vivía, la pobreza había dejado en él su marca indeleble. A causa del barro y la dureza del pavimento, sus pies, siempre descalzos,…

  • Extravagancias verbales

    Un sabio proverbio chino dice que “los pájaros se cazan por las patas y las personas por las palabras”.



ADEMÁS EN PANORAMA

  • El legado de Trujillo (3 de 3)

    Fueron muchas las causas de la caída de Trujillo: la degeneración del régimen, la degradación moral del tirano y el hastío que el estancamiento social y la férrea represión fomentaron en la sociedad. Sin embargo, se pueden apuntar dos hechos…

  • Historia de un niño pobre

    Lo conocí una tarde en la redacción, donde se presentó empapado por el fuerte aguacero. En la madriguera donde vivía, la pobreza había dejado en él su marca indeleble. A causa del barro y la dureza del pavimento, sus pies, siempre descalzos,…

  • El exquisito mundo de Eduardo Villanueva

    Mi columna de este martes sobre “Los puritanos” de Bellini movió un generoso comentario de Eduardo Villanueva, uno de los más cultos músicos que jamás haya tratado y cuya labor en la promoción del género musical clásico ha contribuido a…

  • Un problema global

    El exceso de población, sin duda uno de los más graves problemas actuales, adquiere singular dramatismo en los países en desarrollo como la República Dominicana. Nuestra limitada capacidad de producción y la falta de tecnología  dificultan…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar