Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Burocracia

Rotura en la cadena de frío amenaza las exportaciones de RD

-

Simón Milnen, Luis Ramón Rodríguez y Osmar Benítez.
Simón Milnen, Luis Ramón Rodríguez y Osmar Benítez. (Fuente Externa)

El problema de la interrupción de la cadena de frío está pasando de preocupante a alarmante para los exportadores dominicanos de productos perecederos como flores, vegetales y frutas. Ya el cambio de temperatura amenaza con echar a perder mercados y pasar de la pérdida económica de entre US$1,500 y US$2,000 por furgón a la cancelación de contratos por parte de compradores canadienses de yerbas aromáticas exportadas desde el país. Todo producto que sea afectado por una temperatura superior a 15 grados Celsius sufre pérdidas. Y ese cambio ocurre regularmente en la rampa de los aeropuertos, cuando el producto es retirado del furgón refrigerado donde es transportado, para ser chequeado previo a ser introducido en la barriga del avión que lo llevará a su destino final.

Según exposiciones hechas durante un encuentro celebrado ayer en la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) entre exportadores, autoridades, representantes de aeropuertos y operadores de carga el problema se produce esencialmente por el chequeo o inspección que hacen los diferentes organismos oficiales a las exportaciones, en las diferentes terminales aéreas.

Chequeos

Esos chequeos, a cargo del Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el Cesa, Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), Dirección General de Aduanas (DGA), Departamento Aeroportuario, Junta de Aviación Civil y el Instituto de Aviación Civil (IDAC), entre otras dependencias, se realizan por lo regular en forma separada, lo que hace que un furgón esté a temperatura ambiente hasta cuatro y cinco horas, situación que genera pérdidas a productos perecederos.

Todas las agencias hacen inspecciones, pero su personal trabaja en horario diferente, lo que retrasa el proceso. Lo ideal para los exportadores es que cuando se abra el furgón para revisión, estén y actúen todos los que deben chequear.

El ministro de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez, quien asistió al encuentro, informó que el reto para el país es crear una plataforma para los agroexportadores. Destacó que la República Dominicana es pionera en producción de muchos renglones perecederos, pero está atrasada en empaque y cadena de frío. Expuso la necesidad de que en los aeropuertos se construyan infraestructuras que permitan mantener la cadena de frío, e informó que el presidente del Aeropuerto Cibao, el ingeniero Félix García, le comunicó que en esa terminal se construirá un área para que los furgones se mantengan en frío mientras son revisados. En el aeropuerto de Punta Cana existe  una infraestructura con esa facilidad.

De su lado, el director del Departamento Aeroportuario, Arístides Fernández Zuco, dijo que “todos debemos trabajar unidos para garantizar la rentabilidad de los exportadores”. Los exportadores aprovecharon la presencia del ministro de Agricultura y del director del Departamento Aeroportuario para plantear quejas y algunas sugerencias.

El empresario canadiense Gerald Trudeau, quien lleva 25 años establecido en el país y definido por el presidente ejecutivo de la JAD, Osmar Benítez, como el principal exportador de yerbas aromáticas del país, urgió a buscar una solución transitoria al problema, en lo que se logra una salida definitiva. Dentro de sus clientes externos, citó 1,600 supermercados de Canadá.

Trudeau dijo que ha sido emplazado por sus clientes a resolver el asunto de la temperatura en los productos que exporta, en un plazo de un mes y que de no hacerlo, cancelarán los contratos.

“Es la imagen del país en el exterior que está en juego”, dijo.

De acuerdo con explicaciones ofrecidas durante el encuentro, la temperatura ideal para un producto perecedero debe ser entre 5 y 8 grados Celsius. Pero cuando un furgón dura entre cuatro y cinco horas a temperatura ambiente, sube entre 15 y 25 grados, y entonces el producto se deteriora.

 El experto norteamericano Simón Milne, invitado al encuentro por la JAD, hizo una exposición acerca de la gestión de cadena frío por vía aérea: visión al futuro”, en la cual sugirió un mecanismo para enfrentar el problema que afecta a los exportadores dominicanos de productos perecederos. Su propuesta consiste en la adquisición de un equipo especial de transporte refrigerado.

Expuso que la República Dominicana es vista como una alternativa económica, versus los productos de Canadá, Holanda, Estados Unidos y México.

“Los productos de República Dominicana son de buena calidad, pero no tienen vida útil prolongada, debido al manejo incorrecto e ineficiente, así como por la falta de instalaciones y transporte refrigerado”, expuso. También indicó que en muchos aeropuertos el sistema de frío se rompe, y la refrigeración en la rampa no existe.

Temperatura controlada hasta el consumidor final

La cadena de frío se refiere al flujo ininterrumpido y controlado en la temperatura de un cargamento, desde su fabricación o producción hasta la entrega al usuario final. El proceso requiere de un conocimiento y control del medio de envío, el diseño del empaque, duración del cargamento y el control de los puntos críticos que intervienen en el mismo. La cadena de frío se refiere al flujo ininterrumpido y controlado en la temperatura de un cargamento, desde su fabricación hasta la entrega al usuario final, y requiere de un conocimiento y control del medio de envío, el diseño del empaque, duración del cargamento y el control de los puntos críticos que intervienen en el proceso. La cadena de frío es necesaria para controlar tanto la eficacia del producto, como su integridad y el cumplimiento de los requisitos y normas internacionales establecidas. Los productos sensibles a la temperatura, y que requieren soluciones de cadena de frío incluyen frutas, vegetales, hierbas para elaboración de alimentos y productos farmacéuticos, entre otros.


Noticias relacionadas



ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar