Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

En la política

Los decretos de Danilo Medina

-

Aunque era la antesala de un fin de semana, el pasado viernes 21 de julio no se respiraba mucha alegría en el ambiente. Además de lo lejos que estaban las fechas de pago, tanto en el sector privado como en el público, ese día se produjo el aumento de precios de los combustibles más elevado en lo que va de gestión de Danilo Medina. En la tarde, cuando todos hablaban del “palo” de la gasolina y el gasoil, el Presidente sorprendió introduciendo importantes cambios en el Gobierno. Nombró a un nuevo ministro de Educación y a un presidente de Indotel, entre otros funcionarios. En el paquete de decretos, mató varios pájaros de un solo tiro: Incrementó la representación de danilistas en la administración pública; rompió el nudo que se había producido en el plan de trabajo del sector educativo y, como ganancia inmediata, asumió el control de la agenda de opinión. De repente, todos hablaban de los decretos.

Táctica exitosa

Esa no es la primera vez que Medina introduce cambios en un momento en que su gestión parece pasar por un período de dificultad. A finales de junio, cuando el tema dominante era el aumento en el cobro de las placas, Medina cambió a los titulares de la Policía y la DNCD. Es cierto que lo de las placas fue revocado, pero los decretos se produjeron en un momento en que la intención era aplicar la medida, y las críticas eran generalizadas. Es difícil creer que hay casualidad en todo esto, aunque tampoco se puede pensar que el mandatario se inventa los cambios para mantener la popularidad. Lo que se percibe es que los decretos están hechos y que Danilo los dosifica. Es decir, los da a conocer en el momento conveniente. Con esto también logra diferenciarse de sus antecesores. Ya no hay que esperar las fechas tradicionales. Los cambios se pueden producir en cualquier momento.  Por tanto, las expectativas se mantendrán durante todo el año, y no solo en febrero y agosto.


Noticias relacionadas

  • Los pasos de Abel Martínez

    Al igual que sus antecesores, el actual presidente de la Cámara de Diputados ha sido acusado en determinados momentos de ser un promotor del clientelismo político y de propiciar que se utilicen fondos del organismo en acciones que no le competen…

  • El “acuerdo del desacuerdo”

    La frase la utilizó en el 2002 Hatuey de Camps, luego de visitar al hoy extinto Joaquín Balaguer, acompañado de Hipólito Mejía, cuando ambos andaban “amarrando la chiva”. Faltaban meses para las elecciones legislativas y municipales, y los…

  • Acuerdo de aposento en el PRD....

    Satanizar los acuerdos políticos que se realizan para superar determinadas crisis y conflictos se ha convertido en una costumbre en el país. Con esos pactos se han solucionado muchos tranques dentro de los partidos, y en el sistema político, en…

  • Los “ni-ni” se quedaron en el PRD

    Cuando la división del PRD aún no era un hecho consumado, y había esperanzas de acuerdo entre las partes enfrentadas, surgió el grupo de los “ni-ni”, es decir, dirigentes que no estaban con Miguel Vargas o con Hipólito Mejía, o al menos,…

  • El PRM gana un “round”

    Aunque no es una decisión definitiva, se puede decir que a la gente de la ASD, o PRM, le fue mejor de lo que en algún momento se pensó. La oposición a nombre, símbolo y colores fue muy fuerte y de muchos grupos políticos, lo que creaba la imagenR



ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar