El Caribe

En la política

Los decretos de Danilo Medina

-

Aunque era la antesala de un fin de semana, el pasado viernes 21 de julio no se respiraba mucha alegría en el ambiente. Además de lo lejos que estaban las fechas de pago, tanto en el sector privado como en el público, ese día se produjo el aumento de precios de los combustibles más elevado en lo que va de gestión de Danilo Medina. En la tarde, cuando todos hablaban del “palo” de la gasolina y el gasoil, el Presidente sorprendió introduciendo importantes cambios en el Gobierno. Nombró a un nuevo ministro de Educación y a un presidente de Indotel, entre otros funcionarios. En el paquete de decretos, mató varios pájaros de un solo tiro: Incrementó la representación de danilistas en la administración pública; rompió el nudo que se había producido en el plan de trabajo del sector educativo y, como ganancia inmediata, asumió el control de la agenda de opinión. De repente, todos hablaban de los decretos.

Táctica exitosa

Esa no es la primera vez que Medina introduce cambios en un momento en que su gestión parece pasar por un período de dificultad. A finales de junio, cuando el tema dominante era el aumento en el cobro de las placas, Medina cambió a los titulares de la Policía y la DNCD. Es cierto que lo de las placas fue revocado, pero los decretos se produjeron en un momento en que la intención era aplicar la medida, y las críticas eran generalizadas. Es difícil creer que hay casualidad en todo esto, aunque tampoco se puede pensar que el mandatario se inventa los cambios para mantener la popularidad. Lo que se percibe es que los decretos están hechos y que Danilo los dosifica. Es decir, los da a conocer en el momento conveniente. Con esto también logra diferenciarse de sus antecesores. Ya no hay que esperar las fechas tradicionales. Los cambios se pueden producir en cualquier momento.  Por tanto, las expectativas se mantendrán durante todo el año, y no solo en febrero y agosto.


Noticias relacionadas

  • El PLD sólo tiene una salida

    El tranque en el PLD debe tener pronto un final, por aquello de los “plazos fatales”, pero no necesariamente habrá una salida satisfactoria para los sectores involucrados en la pugna interna. De hecho, hay varios desenlaces posibles, pero sólo…

  • Un partido con dos líderes

    Tradicionalmente, los principales partidos del sistema político dominicano se han manejado bajo uno de dos esquemas de gestión: el liderazgo unipersonal y la dirección colegiada. La mayoría ha probado ambos sistemas, y se puede decir que solo…

  • Los pasos de Abel Martínez

    Al igual que sus antecesores, el actual presidente de la Cámara de Diputados ha sido acusado en determinados momentos de ser un promotor del clientelismo político y de propiciar que se utilicen fondos del organismo en acciones que no le competen…

  • El relevo político

    El misil que lanzó Ramón Ventura Camejo sobre el tema de la reelección, así como la sobredimensionada expresión de rechazo a Leonel Fernández en Nueva York, han sido los hechos políticos más comentados durante las últimas semanas. Pero, más̷

  • Abinader y los vientos

    Los vientos, que son ahora el instrumento de medición en el panorama político, soplan, en el caso de la ASD-PRM, a favor de Luis Abinader, por lo menos en este momento. Eso no quiere decir que haya ganado la guerra, porque apenas comienza la batalla.



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Un partido con dos líderes

    Con lo que ha ocurrido en el PLD hasta el momento, independientemente de cuál sea el desenlace, se evidencia el peligro que puede representar para un partido el hecho de contar con dos grandes líderes. Se podrá argumentar que no, que esto es un…

  • El PLD sólo tiene una salida

    El tranque en el PLD debe tener pronto un final, por aquello de los “plazos fatales”, pero no necesariamente habrá una salida satisfactoria para los sectores involucrados en la pugna interna. De hecho, hay varios desenlaces posibles, pero sólo…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar