Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

La columna de Miguel Guerrero

El paraíso en el que vivimos

-

Vivimos en el paraíso, se dice en los ambientes oficiales para resaltar la opinión del gobierno sobre la situación del país. La percepción no es del todo incorrecta. Si nos atenemos a la versión bíblica del paraíso terrenal donde Dios envió a Adán, el primer ser de la creación concebido a su imagen y semejanza, y a su compañera Eva, la visión oficial se acerca mucho a la realidad que confrontamos.
En aquel paraíso, por ejemplo, no había electricidad ni acueductos. La forma en que aquí funcionan las escuelas y hospitales equivaldría a su no existencia, tal como era en aquel predio en que la humanidad dio sus primeros pasos. El parecido sería mayor si se observa que muchos dominicanos tienen dificultades para conseguir techo, como sucedía con aquella pareja bíblica inolvidable, forzada por mandato divino a vivir a la intemperie. En el paraíso los alimentos escaseaban, al punto que Adán no pudo resistir la tentación y a falta de opciones, en un momento de obvia desesperación, mordió la manzana envenenada, lo que a menudo sucede con infinidad de compatriotas cuya dieta no reúne condiciones aceptables de calorías y proteínas.

En fin, en vista del largo listado de parecidos, nada extraña que el discurso de algunos voceros oficiales esté influido por el subconsciente, razón por la cual no estimo justo que se les critique. De todas maneras, como en el paraíso creado por Dios no había espacio para la cantidad de personas que habitan esta parte de la isla en que vivimos, las comparaciones al final no resultan del agrado colectivo.

Dado los años transcurridos y los evidentes cambios que los frutos de la creación han traído sobre el planeta, conviene en nuestro beneficio alejarnos de esa visión paradisíaca y conformarnos con una realidad más mundana que implique más electricidad, menos basura, alimentos más baratos y mejores programas de salud y educación.


Noticias relacionadas

  • La frivolidad en la política

    La frivolidad se apoderó hace tiempo de la política dominicana y le impuso sus reglas. El resultado: competencia entre candidatos por el título, como si al más frívolo de ellos le perteneciera por derecho la presidencia. El territorio estadounidense&

  • La estéril gerontocracia cubana

    Las revoluciones no sirven para mucho porque sin excepción terminan superando en maldad e incompetencia a las dictaduras o gobiernos que suplantan. Ningún ejemplo resulta más patético que el de Cuba.Tras cincuenta años de restricciones,…

  • Los olores de sentencias “evacuadas”

    A la prensa le ha dado con reseñar que los tribunales “evacuan” sentencias, lo cual desde todo punto de vista es tremenda acusación en lo que a buenos hábitos se refiere. Y como en efecto muchas sentencias parecen evacuadas, el decir periodístico&

  • El respeto de los ciudadanos

    En política hay muchas maneras de alcanzar popularidad y el uso discrecional de los recursos públicos, a veces en riña con la ley y el buen sentido, ayuda a conseguirla e incluso a preservarla por un buen tiempo. La historia reciente del país…

  • El uso político de las encuestas

    El proselitismo y el secuestro de la opinión pública al través de su manipulación por intereses políticos y económicos están prostituyendo el valor de las encuestas como método de medición científico. Antes se admitían los sondeos sobre…



ADEMÁS EN PANORAMA

  • La estéril gerontocracia cubana

    Las revoluciones no sirven para mucho porque sin excepción terminan superando en maldad e incompetencia a las dictaduras o gobiernos que suplantan. Ningún ejemplo resulta más patético que el de Cuba.Tras cincuenta años de restricciones,…

  • El oficio de columnista

    Fuera Oscar Wilde o José María Vargas Vila, escribo de memoria, quien dijera que es “más fácil esclavizar el alma de un hombre libre que liberar la de un esclavo”, poco importa para los fines de esta entrega, porque la obligación de redactar̷

  • La responsabilidad de los medios

    Para desgracia del periodismo, algunos propietarios de medios electrónicos tal vez ignoren que, a despecho de lo que diga la ley, ellos son moralmente responsables de cuanto se diga o haga en sus estaciones de radio o televisión. Que…

  • Para cambiar de tema

    Los libretos de muchas famosas composiciones operáticas son adaptaciones de obras de grandes autores, como es el caso de Rigoletto, de Verdi, inspirada en una historia de Víctor Hugo, y La Bohemia, una ópera en cuatro actos de Giacomo Puccini,…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar