Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

La columna de Miguel Guerrero

El paraíso en el que vivimos

-

Vivimos en el paraíso, se dice en los ambientes oficiales para resaltar la opinión del gobierno sobre la situación del país. La percepción no es del todo incorrecta. Si nos atenemos a la versión bíblica del paraíso terrenal donde Dios envió a Adán, el primer ser de la creación concebido a su imagen y semejanza, y a su compañera Eva, la visión oficial se acerca mucho a la realidad que confrontamos.
En aquel paraíso, por ejemplo, no había electricidad ni acueductos. La forma en que aquí funcionan las escuelas y hospitales equivaldría a su no existencia, tal como era en aquel predio en que la humanidad dio sus primeros pasos. El parecido sería mayor si se observa que muchos dominicanos tienen dificultades para conseguir techo, como sucedía con aquella pareja bíblica inolvidable, forzada por mandato divino a vivir a la intemperie. En el paraíso los alimentos escaseaban, al punto que Adán no pudo resistir la tentación y a falta de opciones, en un momento de obvia desesperación, mordió la manzana envenenada, lo que a menudo sucede con infinidad de compatriotas cuya dieta no reúne condiciones aceptables de calorías y proteínas.

En fin, en vista del largo listado de parecidos, nada extraña que el discurso de algunos voceros oficiales esté influido por el subconsciente, razón por la cual no estimo justo que se les critique. De todas maneras, como en el paraíso creado por Dios no había espacio para la cantidad de personas que habitan esta parte de la isla en que vivimos, las comparaciones al final no resultan del agrado colectivo.

Dado los años transcurridos y los evidentes cambios que los frutos de la creación han traído sobre el planeta, conviene en nuestro beneficio alejarnos de esa visión paradisíaca y conformarnos con una realidad más mundana que implique más electricidad, menos basura, alimentos más baratos y mejores programas de salud y educación.


Noticias relacionadas

  • Correcta decisión presidencial

    Al observar la ley sobre Loma Miranda, el presidente Medina tomó la decisión correcta. Promulgarla hubiera puesto al país en una situación muy incómoda, pues implicaba una estocada al clima de seguridad jurídica y un compromiso económico superior&#

  • Reelección diferida, la peor de todas

    La reelección no está prohibida. Lo que la Constitución no permite es que un presidente en ejercicio pueda postularse para un segundo mandato consecutivo.

  • Los colores de la Bandera

    Aprendamos a conocernos. Nos independizamos de Haití, no de la Metrópoli. Tenemos tres, no un padre de la patria.

  • Otra candidatura de Leonel Fernández

    En el discurso de lanzamiento de su nueva candidatura, el expresidente Leonel Fernández anunció a ritmo de merengue que le daría otra pela a la oposición en las elecciones del 2016. La frase no debería sorprendernos porque el señor Fernández…

  • La distribución del ingreso

    Las conquistas, débiles todavía, en el marco político tras varias décadas de ensayo democrático superan las obtenidas en el plano de la distribución del ingreso. Y esto no debe ser motivo de orgullo porque estamos muy lejos de haber alcanzado…



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Las réplicas de un escándalo

    El escándalo internacional alrededor de supuestos sobornos recibidos por autoridades dominicanas para la compra de aviones, los famosos Súper Tucano, tal vez no llegue nunca a los tribunales locales, pero si alcanza a dilucidarse en cortes estadounidens

  • El valor de la abstención

    En círculos políticos se acaricia todavía la idea de prohibir la abstención electoral y sancionar toda propaganda promocional sobre ella.

  • La distribución del ingreso

    Las conquistas, débiles todavía, en el marco político tras varias décadas de ensayo democrático superan las obtenidas en el plano de la distribución del ingreso. Y esto no debe ser motivo de orgullo porque estamos muy lejos de haber alcanzado…

  • Vicios de la tradición política

    Donde quiera que voy escucho siempre la misma pregunta, formulada a veces con sorna, rabia disimulada e impotencia, por empresarios de todos los niveles: ¿Cuántos políticos están en condiciones de probar la legitimidad del patrimonio que poseen?…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar