El Caribe

Editorial

Renuncias y poderes

-

El gobierno de la Nación  se divide en tres poderes, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, pero el de menor vocación autárquica es este último. El primero tiene la facultad de aprobar el Presupuesto de la Nación, lo que le da una capacidad decisiva para influir en su composición. El Ejecutivo lo elabora y asigna los fondos. El Poder Judicial, si bien puede presentar sus planes, es el Ejecutivo que decide junto al Legislativo su grado de participación en las finanzas públicas, al margen de lo previsto en la Ley 194-04, sobre Autonomía Presupuestaria y Administrativa.

Y una Nación que se fundamenta en la división de los poderes, no tiene cómo explicar un trato claramente discriminatorio contra el Poder Judicial, lo que en sí mismo conlleva un abuso combinado de poder, con un impacto negativo en la institucionalidad y en la calidad de la gestión y administración de la justicia, que es la garante de la paz, el medio idóneo para la solución de conflictos e intereses entre los ciudadanos, empresas e instituciones. Entonces, garantizar la funcionalidad de ese poder del Estado es esencial para la gobernabilidad.

Para que los responsables de administrar justicia puedan cumplir su papel, se requieren garantías y condiciones que impidan el penoso fenómeno en desarrollo en estos días: renuncias de jueces de la República por salarios que no llenan sus requerimientos vitales.

En un país donde la media de los salarios del sector público es un bochorno, a cualquiera le podría parecer razonables las escalas de honorarios de los jueces, pero la realidad es que en general el servidor del Estado es infravalorado, lo que propicia el atajo por debajo de la mesa.

Nadie ignora que la formación de los jueces tiene un alto costo, y no es justo que  el Poder Judicial  pierda esas capacidades por malos salarios. Esa iniquidad debe desaparecer.


Noticias relacionadas

  • La sociedad espera

    ¿Cómo es que el Congreso Nacional deja acumular asuntos importantes, cuando a sus miembros les sobra tanto tiempo? ¡Hasta para hacer política! Y por eso no se comprende por qué proyectos puntuales, solicitados por instituciones y ciudadanos con…

  • ¿Por qué el rechazo?

    Una de las grandes ventajas de la sociedad de hoy es la multiplicidad de medios de información. Cientos de miles a nivel global, lo que no significa que la sociedad pueda edificarse adecuadamente, porque solemos suministrar datos fragmentarios que…

  • Hoy

    El diario Hoy está en su 34 aniversario, y pese al paso del tiempo, continúa con “los bríos necesarios para cabalgar en los adelantos tecnológicos”, tal como se inspiró en sus primeros años, con un ímpetu innovador. Un aniversario…

  • Ellos los repudian, RD los tolera

    A la República Dominicana la quieren freír en alquitrán porque se le ocurrió aplicar su Constitución e implantar una política migratoria humanitaria, que concede estatus a cerca de medio millón de ilegales. Mientras eso ocurre, en el Caribe,…

  • El Listín Diario

    El Listín Diario acompaña a la sociedad dominicana desde hace 126 años, y en cada coyuntura reafirma esa vocación. En este 2015, una circunstancia muy especial le ha permitido hacerlo desde una posición de vanguardia: la defensa de los intereses̷



ADEMÁS EN PANORAMA

  • ¡Cuidarse de la Policía!

    Cuando en una sociedad la ciudadanía tenga que cuidarse de la autoridad que está llamada a preservarle su vida y bienes, es porque sencillamente algo anda mal, muy mal.Parece paradójico, pero lamentablemente es real. El frecuente involucramiento…

  • Oposición y gobierno

    Demos la bienvenida a Opción Democrática, bajo la inspiración de Minou Tavárez Mirabal, una mujer que espiritualmente encarna las aspiraciones de un amplio segmento de la Nación, que cree en la necesidad de cambios que reivindiquen las capas…

  • ¿A merced de Haití?

    Las relaciones entre Haití y República Dominicana han caído en un punto difícil de describir. Si bien se mantienen las legaciones abiertas, se trata de una mera formalidad, pero en la práctica es como si estuvieran rotas.

  • La sociedad espera

    ¿Cómo es que el Congreso Nacional deja acumular asuntos importantes, cuando a sus miembros les sobra tanto tiempo? ¡Hasta para hacer política! Y por eso no se comprende por qué proyectos puntuales, solicitados por instituciones y ciudadanos con…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar