Vicepresidenta pide Justicia sea firme en defensa de menores

    13

    La vicepresidenta, Margarita Cedeño de Fernández, reiteró la necesidad de que el tema de los embarazos en adolescentes se aborde desde la familia.Resaltó que es necesario sancionar, de manera contundente, el abuso infantil porque es una violación de los derechos humanos de las niñas  y continuar trabajando para fortalecer los programas que desarrollan para prevenir el embarazo en adolescentes, además de reforzar el papel que juegan los padres y las familias en la vida de sus hijos e hijas.

    “Como dije, lo reitero, la Justicia debe ser más fuerte en cuanto a las sanciones que se impongan a los adultos que hacen uso y abuso de los menores. Está tipificado en el Código como un abuso no solamente de los derechos humanos, sino que también ya como un delito con sus sanciones establecidas”, enfatizó.

    En lo que se refiere a los casos de embarazos en San Cristóbal, dijo que apoya a la fiscal que salió al frente de inmediato y comenzó una investigación de todos los casos que se han presentado, sobre todo los que están relacionados con menores de edad.

    “Yo aspiro a que todos los casos de embarazos de menores que hay en esta provincia y en cualquier provincia, los fiscales los asuman como algo casi personal, porque con niños y niñas que estén en situaciones de abuso y niñas que estén embarazadas no vamos a poder echar hacia adelante, ni ser un país que avance y que progrese como el que queremos”, afirmó.

    Informó que solicitó a la directora del programa Progresando con Solidaridad establecer un vínculo con los directores de los hospitales para que reporten los casos de embarazos en adolescentes y que esas niñas reciban asistencia durante el proceso, incluyendo chequeos médicos, ayuda psicológica, vitaminas, nutrientes y capacitación para que puedan insertarse a la vida productiva cuando tengan su bebé.

    Entrega de alimentos

    La Vicepresidenta habló en el acto de entrega de 50 mil porciones de alimentos fortificados a familias de Haina que pertenecen al programa Progresando con Solidaridad, principalmente envejecientes y embarazadas, donados por la asociación norteamericana sin fines de lucro CitiHope Internacional y la Fundación Rica, a través del programa de asistencia humanitaria “Sanar una Nación”. Se trató de la primera partida de las 200 mil porciones que entregarán las fundaciones a los programas que coordina el Gabinete de Políticas Sociales, como parte del acuerdo firmado en julio con la Vicepresidenta.

    El acuerdo es parte de la Alianza contra la Pobreza

    El acuerdo se enmarca dentro de las alianzas público-privadas que fomenta la Vicepresidencia a través de su “Alianza contra la Pobreza” y busca establecer mecanismos de cooperación conjuntos que contribuyan a mejorar las condiciones de salud y calidad de vida de las familias beneficiarias de Progresando con Solidaridad, así como de otros sectores vulnerables. En la actividad estuvieron presentes varios funcionarios del Gabinete Social.