Fiscales también quieren mejoría salarial

    10

    Los bajos salarios y las precarias condiciones con las que tienen que trabajar los servidores judiciales es un problema que afecta a todo el sistema, del cual, también forman parte los fiscales. Estos últimos tienen que afrontar de manera directa los problemas en las calles, sin embargo, no tienen la garantía de que recibirán una remuneración justa, seguridad (no todos tienen armas de fuego), ni tampoco salud porque cuentan solo con un programa básico de seguros. No es difícil encontrar a un exfiscal ejerciendo como abogado en los tribunales. Y es que al igual que los jueces, deciden desertar buscando un mejor horizonte.

    “Los representantes del Ministerio Público en su mayoría viven en un estado de calamidad y de precariedades”, dijo el procurador adjunto, Ramón Arístides Madera. El funcionario agregó que los salarios de los fiscales deberían ser a la par con el de los jueces frente a los cuales deponen, sin embargo, no es así.

    “Un fiscalizador gana un salario de 45-51 mil pesos, un fiscal adjunto tiene un salario de 67 mil, no tienen casa, ni vehículo asignado, ni combustible asignado, no son incluidos en los planes de vivienda del Gobierno…”, agregó. Indicó también que muchos miembros del Ministerio Público han renunciado en todo el país, porque sus ingresos no son suficientes para sustentar sus gastos.

    Pero no es solo los salarios. Cuando se ejerce esta función la seguridad también es algo esencial, y es que los fiscales se ven en situaciones críticas cuando tienen que realizar allanamientos y no tienen los equipos debidos. Además, en el caso de los fiscales del Distrito Nacional, se les suministraba el almuerzo lo cual desapareció. Al igual que los jueces, los fiscales tienen instaurada una carrera y el Estado asume el costo de su formación. Cuando un fiscal abandona el cargo, no solo se pierde el capital humano sino también toda la inversión que se realizó en su preparación.

    Algunos salarios de los fiscales del país

    Según la nómina de la Procuraduría General de la República, un procurador general adjunto devenga RD$166 mil 750, un procurador fiscal RD$69 mil, un procurador general de corte de apelación RD$97 mil 750, un fiscalizador RD$51 mil 750.00, un procurador fiscal titular ronda entre los RD$92 a los 109 mil. Los salarios pueden variar por el tiempo en servicio.