Fiscalía dice que existen grabaciones comprometen cura con violaciones

    17

    Santiago. La fiscal Luisa Liranzo dijo ayer que disponen de material digital que vinculan al sacerdote Wojciech Gil (padre Alberto) a las acusaciones sobre abuso sexual contra varios menores en el distrito municipal de Juncalito.La magistrada sostuvo que dicho material se recopiló durante allanamientos realizados y que se enmarca dentro de las investigaciones en torno al caso y que darían al traste con la acusación formal contra el religioso.

    “Nosotros como Ministerio Público proseguiremos con el caso aun si la parte acusatoria pierde el interés por tratarse de menores de edad”, sostuvo Liranzo.
    Aunque no dijo si el material digital encontrado son videos o fotos del religioso cometiendo los supuestos abusos contra los menores, explicó que en algún momento las pruebas tendrán que ser presentadas ante un tribunal cuando se presente la acusación formal.

    Proceso

    Luisa Liranzo indicó que todas las diligencias que hace el Ministerio Público, en este y otros casos, cuentan con la tutoría y autorización de un juez de la Instrucción.

    Recientemente una comisión integrada por fiscales de Santo Domingo y Santiago interrogó a las presuntas víctimas de abusos sexuales, atribuidos al sacerdote católico Wojciech Gil.

    La misma comisión continúa las indagatorias en torno al caso con personas que residen en el distrito municipal de Juncalito y que conocieron al sacerdote.

    El proceso de investigación contra el cura se abrió a partir del 24 mayo, luego que varios padres de los menores presentaran la denuncia. La fiscal dijo que no se puede hablar en estos momentos de la extradición del religioso, hasta que la instrumentación del expediente termine y un juez asuma su conocimiento y se definan la responsabilidad.

    Investigaciones parecen estar estancadas

    Otro caso de pederastia que se encuentra en fase de investigación es el del padre Juan Manuel de Jesús Mota (padre Johnny), acusado de sostener relaciones sexuales con menores de edad que asistían a la parroquia Catedral de San Pedro en Constanza. Contra este sacerdote existen al menos seis denuncias formales sobre supuestos abusos cometidos contra quince damas.