El Caribe

Historia

Museo Casa de Duarte

-

Una institución que tiene como principal objetivo mantener viva la memoria y los ideales del patricio Juan Pablo Duarte

Los trabajos de remodelación del museo llevan dos años y siete meses.
Los trabajos de remodelación del museo llevan dos años y siete meses. (Franklin Marte)

En el año 1964, un grupo de historiadores dominicanos, se reunió en torno a un propósito: levantar una institución a través de la cual darían a conocer las ideas, la lucha y el sacrificio del patricio Juan Pablo Duarte y Diez, por la independencia del país y su identidad; sus desvelos porque los nacidos del lado oriental de la isla La Española tuvieran una nacionalidad propia.

Es así como nacen el Instituto Duartiano y el Museo Casa de Duarte, ubicados en la calle Isabel la Católica, 304, 306 y 308. En la casa marcada con el número 308, fue donde vivió la familia, el hogar del prócer de la patria dominicana Juan Pablo Duarte, así como también de sus hermanos y hermanas.

Esta casa fue construida alrededor del 1760, y en su diseño original contaba con una sala de recibo, cuatro dormitorios y otras dependencias.

El Instituto Duartiano cuenta con un museo, llamado Museo Casa Duarte, que fue inaugurado el día 26 de enero del 1967, con el objeto de exhibir al público las diferentes etapas, obras y aportes de Duarte a la República Dominicana, a través de retratos, fotografías, libros, manuscritos, pinturas y objetos que pertenecieron al patricio y a la familia Duarte.

Sin embargo, hace alrededor de tres años, que la Oficina Supervisora de Obras del Estado, inició, los trabajos de remodelación y readecuación de sus instalaciones, pero no hay forma de que los trabajos concluyan.

Como cuenta su presidente José Pérez Saviñón, los responsables de los trabajos han presentado una serie de excusas para no terminar la obra, por lo que el antiguo museo de 12 salones, se ha visto reducido a dos pequeñas salas de exhibición y un patio a medio terminar, con tres bustos de los Padres de la Patria.

“Ahora, después de dos años y siete meses de haber iniciado la remodelación, la Alcaldía del Distrito Nacional paralizó los trabajos, porque la OISOE no solicitó los permisos correspondientes a esa entidad, para poder realizar remodelaciones en las centenarias edificaciones”, explicó Saviñón.

Antes de comenzar a restaurar las instalaciones, en el museo se exhibían valiosas piezas que pertenecieron a Juan Pablo Duarte o que estaban relacionadas con su vida y su trabajo por la patria, como su Acta de Bautismo, con fecha del cuatro de febrero del 1813, también la urna que guardó sus restos, pinturas, retratos, proyectos de constitución, pinturas sobre la fundación de la Sociedad Secreta La Trinitaria, entre otros objetos y documentos clave para la ilustración histórica que permita a los dominicanos un mayor y mejor conocimiento de la figura de Juan Pablo Duarte, visto desde cada uno de los aspectos de su vida.

El que antes era un espacio amplio, donde funcionaban 12 salas de exhibición, a través de cuyo recorrido se podía conocer la historia de Duarte desde la cuna en que durmió sus primeros días de vida, hasta el día de su muerte en Venezuela, en 1876, hoy se encuentra reducido a dos pequeñas salas con poco que mostrar.

El presidente del Instituto Duartiano y los miembros de la directiva se sienten indignados porque cuando piensan que la remodelación estará lista, “siempre falta algo” y ya están cansados de esperar.

El retraso en los trabajos pone en riesgo las obras de arte realizadas por artistas de renombre mundial que se inspiraron en la figura señera del patricio para plasmar sus hazañas y su paso por la vida, en singulares pinturas, que hoy se encuentran apiñadas en cualquier rincón amenazadas por el polvo y la humedad, cubiertas con una vieja lona en un intento desesperado por mantenerlas con vida hasta que un día, por fin terminen los trabajos que se encuentran detenidos, por disposición del ADN y por inercia de las personas responsables de la obra, que aún no solicita el permiso correspondiente. José Pérez Saviñón explica que en una reciente reunión con la arquitecta Jana Martínez, ésta le reiteró que para dar continuidad a las labores es imprescindible solicitar el permiso correspondiente a la Alcaldía del Distrito Nacional.

“No hay justificación para que se prive al pueblo dominicano de este museo. Espero que el nuevo director de la OISOE, resuelva la situación lo antes posible, porque en un país donde el Museo de Historia y Geografía lleva muchísimos años cerrados, no se puede hablar de cultura, ni de educación, ni de patriotismo”, exclamó, visiblemente molesto, Pérez Saviñón.

Eusebia Pérez, lleva 18 años en el museo, trabajando como guía. Ella afirma que en ese tiempo se han realizado tres remodelaciones y ninguna ha sido tan dilatada en el tiempo como la que vio iniciarse hace ya dos años y siete meses.

El Instituto Duartiano

En la actualidad el Instituto Duartiano cuenta con 66 miembros. Para formar parte de su membresía solo es necesario llenar una solicitud, esperar que haya cupo, realizar un trabajo sobre la vida y la obra de Juan Pablo Duarte.

Luego de que una persona es aceptada como miembro del instituto, está facultada para impartir charlas y conferencias que versen sobre la vida de Duarte, la Independencia, así como velar por el respeto a los símbolos patrios y la figura de los padres de la patria dominicana.

El Instituto Duartiano

Cuenta con tres guías, que en horario de ocho de la mañana a cinco de la tarde, de lunes a viernes, y de nueve de la mañana a tres de la tarde, los sábados y domingos, ofrecen a los visitantes las informaciones relacionadas con la institución. Antes se cobraba un monto simbólico, hoy la entrada es gratuita. En sus días de esplendor, en sus instalaciones se ofrecían charlas, conferencias, conversatorios, actividades que serán retomadas, tan pronto concluyan las labores de restauración y vuelvan a reabrir sus puertas.

Objetivos principales

Entre las principales funciones del Museo Casa Duarte o Instituto Duartiano, se encuentran promover la reverencia y el respeto a la memoria de Juan Pablo Duarte y de los próceres de la Restauración, así como también los valores aportados de Duarte a la Patria Dominicana.

Aprobar los retratos, estatuas, bustos y otras imágenes que tengan que ver con la vida de Juan Pablo Duarte, para uso en monumentos públicos, oficinas nacionales y municipales, escuelas, billetes de banco, sellos de correos, cuadernos y publicaciones oficiales o privadas.

Adquirir y conservar cuanto fuere posible, lo que haya tenido relación con su vida, su persona y su memoria, así como también sus cartas, libros realizados, poesías, etc. Organizar la realización y la investigación de los estudios históricos, filosóficos y políticos con respecto a la personalidad y a la acción pública y privada de Duarte y demás héroes de la Patria, como lo fueron Mella, Sánchez, Luperón, entre otros. Organizar actos, certámenes, publicaciones, conferencias y otras actividades encaminadas a conmemorar con solemnidad las efemérides del 26 de Enero, 27 de Febrero, 16 de Julio, 16 de Agosto, 6 de Noviembre y otras fechas de celebración nacional, en el país y en el extranjero, a fin de consagrar, para una mayor conciencia ciudadana, los días del calendario patriótico, así como también las fechas de natalicio de los demás héroes patrióticos. Colaborar con todas las instituciones nacionales alrededor de todas las provincias y municipios, oficiales y privados, con el fin de establecer la manera de propagar la doctrina del patricio Duarte, dentro y fuera del país. Así como el Instituto se mantendrá a la disposición de dichos organismos para ofrecerle su asesoramiento. Fundar y organizar museos, exhibiciones, archivos, registros, documentales y bibliográficos, iconografía, numismática, filatelia y otras actividades relacionadas con el Padre de la Patria y demás Próceres Dominicanos.

Estudiar, registrar y emitir opiniones de la toponimia y demás denominaciones duartianas, así como efigies, distintivos y emblemas de acuerdo a como lo autoriza la Ley Dominicana, que reconoce las funciones del Instituto Duartiano. Formar e instalar centros duartianos en todo el país y propiciar filiales duartianas en el extranjero; y, por tanto, dichas entidades serán consideradas apéndices del Instituto.

Indignación
En un país donde el Museo de Historia y Geografía lleva muchísimos años cerrados, no se puede hablar de cultura, ni de patriotismo”.


ADEMÁS EN GENTE




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente