El Papa y patriarca Kirill reunidos en Cuba

LA HABANA— El papa Francisco sostiene una reunión en Cuba con el líder de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill, en un hecho histórico en 1.000 años de cisma dentro del cristianismo.

Francisco y Kirill se abrazaron y besaron tres veces en la mejilla cuando se encontraron en la sala acondicionada dentro de las instalaciones del aeropuerto para este fin. Es la primera vez que un papa y un patriarca se reúnen en la historia.

El Vaticano considera la reunión como un paso importante en sus esfuerzos ecuménicos, pero muchos observadores ortodoxos la ven como un intento del patriarca de reafirmar la Iglesia ortodoxa y a Rusia en momentos en que Moscú está aislado por Occidente.

En su estancia en la isla, el jefe de la Iglesia ortodoxa rusa Kirill visitará a la pequeña comunidad ortodoxa de la Habana, se entrevistará oficialmente con Castro, recorrerá una escuela de niños con discapacidades y asistirá a un concierto de música, indicó un programa distribuido por la Cancillería cubana.

También colocará ofrendas florales a una estatua dedicada al soldado desconocido soviético caído en la Segunda Guerra Mundial y otra al prócer José Martí; y encabezará una liturgia en la Catedral Ortodoxa rusa de La Habana.

Este es el cuarto viaje de Kirill a Cuba, a donde viajó incluso antes de ser el primado ortodoxo. Vino en 1995 para trabajar con la comunidad ortodoxa, en 2004 para colocar la piedra fundacional de la Catedral rusa y en 2008 para consagrarla.