Alex Rodríguez dice suspensión “lo ayudó bastante” a recuperar su imagen

Alex Rodríguez es una prueba viviente de que no hay mal que por bien no venga. Después de su sanción por una temporada, la más grande en la historia de las Grandes Ligas, ha tenido un renacer en todo el sentido de la palabra.

“Había muchas dudas, muchas noches sin dormir”, dijo Rodríguez al diario Usa Today. “Pero creo que la suspensión fue una especie de catalizador para mí en muchas formas.  Me ayudó bastante”.

“Para que yo pudiera continuar y entenderme, tenía que ser un cambio paradigmático. (Todo esto) me ha ayudado a estar en un mejor lugar”, añadió sobre su castigo por vínculos a sustancias prohibidas.

Y, de una vez y por todas, tras muchos años de tratar de cumplir con falsas expectativas, Álex ha encontrado paz.

Cuando se reporte esta semana al campo de entrenamiento de los Yanquis de Nueva York, será como un hombre que ha restaurado su imagen extraordinariamente, transformándose de un paria hacia una estrella querida. No la clase de estrella que a sus 35 años llevaba tres premios al Más Valioso, igual cantidad de temporadas con 50 jonrones y 14 visitas al Juego de Estrellas. Esta versión de Alex, ya con 40 años, se ha ganado más apoyo al disparar 33 jonrones en 2015 que lo que había obtenido en las dos décadas anteriores en las Mayores.