El Caribe

Fogaraté

La gran lavandería

-

Trate de imaginar el perfil de la economía dominicana sin el lavado de dólares provenientes de mil diabluras: narcotráfico local e internacional, corrupción de aquí y de allá, contrabando de lo que usted quiera, ventas ficticias de todo tipo de artículos de lujo, transferencias bancarias procedentes del misterio, diez bancas de apuestas por kilómetro cuadrado, casinos que cada día reportan cualquier cifra mayúscula… y etcétera, etcétera. (Es más, no imagine nada, ni pregunte nada, ni escarbe en las estadísticas. Simplemente acepte que, según Valdez Albizu, seguimos creciendo a un sospechoso 7 por ciento anual). 


ADEMÁS EN PANORAMA

  • ¿Cómo nos entendemos?

    La frase civilizadora más importante de la historia humana: “Hablando se entiende la gente”. Así es, ha sido y será: hablando se entiende la gente, en todo lo que haya que entenderse; sea con los pueblos lejanos o con el vecino de aquí para…

  • Autocrítica implacable

    Junior Encarnación: “Los dominicanos somos corruptos culturales: Nos saltamos las filas, no cedemos el paso, somos bullosos y violentos. Muchos “saben” dónde comienzan sus derechos, pero no dónde terminan. Pensamos más en el bienestar particular

  • Lavanderías impunes

    Juré que (pese a las protestas) las más de 60 mil bancas de apuestas que hay aquí (más de una por cada kilómetro cuadrado de un país donde se estimula el vicio, antes que el trabajo), controladas en su mayoría por grandes oligopolios que tributan&#

  • Danilo, agitador Verde

    Cito textualmente: “Cuando este país se decida a combatir la corrupción, entonces la conducta va a ser diferente. En Noruega, por ejemplo, una familia no acepta que un pariente se corrompa; los amigos sacan a esa persona de su círculo, y cuando…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente