El Caribe

Fogaraté

A mi patria de mar

-

De Laura Colombo. ¡Me costó tanto escribir 100 palabras para hablar de mi patria de mar, la que elijo, la del cabello tornasol, la sonrisa plena y el movimiento eterno, la que se desplaza como una nube incomprensible y bella! No. Es que el corazón no da para discursos. Cuando se trata de mi patria, la dominicana, aún con todas sus contradicciones políticas, con sus anacronismos dolorosos, con su tráfico inimaginable, con todo lo que a México también le duele. Aún con su torre Eiffel - ¡Dios mío! – y con todo: cuando pienso en su gente, mis hermanos, el corazón y la palabra solo dan para una inevitable y contundente esperanza.


ADEMÁS EN PANORAMA

  • ¡Bienvenida, Kathleen!

    Si alguien mañana preguntara en El Cairo por República Dominicana, cualquier egipcio, que hace unos años ignoraba totalmente nuestra existencia, daría inmediatamente una respuesta correcta: “Es la patria de Kathleen Martínez”, una joven arqueólo

  • Dos colores

    Cuando ayer temprano me dirigía, todo verde, hacia la 27 con Máximo Gómez, llevaba en mi mente dos imágenes alternadas: la de David Rodríguez, joven contratista que, víctima de la extorsión, se suicidó en un baño de la OISIE, y la sonrisa…

  • ¡Viva México, cabrones!

    De la legendaria Guadalajara a la alucinante Tequila; de Tequila al exuberante Puerto Vallarta; de Puerto Vallarta al memorioso Querétaro; de Querétaro a la infinitud de Ciudad de México. Y, después, en el norte brutal: de Ladera Ranch, California,

  • Himno para este domingo

    Sé qué hay en tus ojos con solo mirar/ Que estás cansado de andar y caminar/ Girando siempre en un lugar/ Sé que las ventanas se pueden abrir/ Cambiar el aire depende de ti/ Vale la pena una vez más/ Saber que se puede/ Querer que se pueda/ Quitarse&




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente