El Caribe

Fogaraté

Sin paños tibios

-

De Emilia Pereyra. El 2017 sería más venturoso (con todos los buenos calificativos que solemos atribuirle al nuevo año en estas fechas) si empezáramos a practicar la coherencia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. Si lográramos como Estado asumir un compromiso auténtico con la educación, no solo desde la esfera pública. Si de verdad asumiéramos, como una tarea ineludible y vital, el desarrollo de la agropecuaria, el fomento de la cultura y el rescate del sistema de salud de nuestro país, a cuyos múltiples problemas se le suelen poner parches y paños tibios.


ADEMÁS EN PANORAMA

  • Colón era economista

    Para que quede claro que no soy enemigo de los economistas, como algunos economistas han dicho, debo decir que conozco a muchos que son mansos, se ríen, dicen malas palabras y hasta tienen sentido del humor (variedad escasa, pero existe). Por ejemplo,

  • Lavanderías impunes

    Juré que (pese a las protestas) las más de 60 mil bancas de apuestas que hay aquí (más de una por cada kilómetro cuadrado de un país donde se estimula el vicio, antes que el trabajo), controladas en su mayoría por grandes oligopolios que tributan&#

  • Autocrítica implacable

    Junior Encarnación: “Los dominicanos somos corruptos culturales: Nos saltamos las filas, no cedemos el paso, somos bullosos y violentos. Muchos “saben” dónde comienzan sus derechos, pero no dónde terminan. Pensamos más en el bienestar particular

  • Danilo, agitador Verde

    Cito textualmente: “Cuando este país se decida a combatir la corrupción, entonces la conducta va a ser diferente. En Noruega, por ejemplo, una familia no acepta que un pariente se corrompa; los amigos sacan a esa persona de su círculo, y cuando…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente