El Caribe

Rosas para el alma

¡Dios de pacto!

-

En 1 Samuel 12:22 nos encontramos frente a frente con el corazón del profeta, que como espejo viviente revela el parecer de Dios a su pueblo amado, ese Dios de pacto, que no cambia ni se muda, consejero, amigo, noble como no hay otro y que dice con precisión:  “Pues Jehová no desamparará a su pueblo, por su gran nombre, porque Jehová ha querido haceros pueblo suyo.  Así que lejos sea de mi que peque yo contra Jehová dejando de rogar por vosotros, antes, os instruiré en el camino bueno y recto”.​ ​La perspectiva humana es circunstancial, viciada y limitada, el ojo de Dios tiene la perspectiva eterna y justa, ¿quiénes somos para contradecir sus  perfectos designios? Humanamente nunca alcanzarás a hacer justicia, entonces no te rebajes a criticarla. 


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente