El Caribe

Rosas para el alma

¡Dios de pacto!

-

En 1 Samuel 12:22 nos encontramos frente a frente con el corazón del profeta, que como espejo viviente revela el parecer de Dios a su pueblo amado, ese Dios de pacto, que no cambia ni se muda, consejero, amigo, noble como no hay otro y que dice con precisión:  “Pues Jehová no desamparará a su pueblo, por su gran nombre, porque Jehová ha querido haceros pueblo suyo.  Así que lejos sea de mi que peque yo contra Jehová dejando de rogar por vosotros, antes, os instruiré en el camino bueno y recto”.​ ​La perspectiva humana es circunstancial, viciada y limitada, el ojo de Dios tiene la perspectiva eterna y justa, ¿quiénes somos para contradecir sus  perfectos designios? Humanamente nunca alcanzarás a hacer justicia, entonces no te rebajes a criticarla. 


ADEMÁS EN PANORAMA

  • ¿Y quién se “va’ocupá der viejo”? (y 2)

    Los asilos, apenas cubren una pequeña fracción de las necesidades de una población con notable aumento de esperanza de vida. Destaco la labor que realizan religiosas al frente de los hogares de ancianos, en especial las Hermanitas de los Ancianos…

  • Infalible gratitud

    Tras una celebración tan asociada a nuestra paz y humanidad como la de las Madres ayer, se vuelve a la rutina; retornan preocupaciones, problemas, razones para agitarnos. Prevenir descorazonarnos o estresarnos en exceso en medio de circunstancias…

  • ¡Cambios no cambiantes!

    Los verdaderos cambios, trastornadores y permanentes, no son cosméticos, tienen su epicentro en el corazón.  Un dicho popular afirma que la costumbre hace ley porque es bien sabido que el peso de la costumbre aplasta a toneladas de decisiones conectada

  • Aspira a tener, no aspira tener

    Cuando aspirar se emplea con el sentido de ‘pretender’ o ‘desear’, el complemento que expresa lo querido o deseado va precedido de la preposición a.Sin embargo, no es raro encontrar en los medios de comunicación frases como «El…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente