El Caribe

La columna de Miguel Guerrero

La lucha contra la corrupción

-

La designación por el presidente Danilo Medina de una comisión independiente, integrada por líderes religiosos y empresariales y personalidades de la sociedad civil, con autoridad para investigar denuncias muy sonadas de corrupción, se enmarca en el sendero correcto, dentro de la obligación legal y moral contraída con el ejercicio del cargo.

Todas las energías del país parecen haberse concentrado en una discusión que nubla el entendimiento y lo divide. Hay programada una marcha el domingo 22 del presente para protestar contra la corrupción y exigir el cese de la impunidad. El tema es viral en las redes. A muchos de los convocantes les mueve una preocupación sincera. A otros los sentimientos más diversos.

La marcha se dará y ese es un legítimo derecho en un ambiente democrático como el que, a Dios gracias, vivimos. Pero los gritos de protestas no son ni serán suficientes. Hacen falta acciones y el clamor camina en esa dirección. Por tanto, sería incongruente que la respuesta correcta del gobierno a ese reclamo no encuentre el endoso que necesita para alcanzar un objetivo común, el cual no es otro que un clima de transparencia garante del buen y racional uso de los recursos públicos. Criticar la iniciativa presidencial o rechazar la responsabilidad de actuar en favor de lo que se reclama constituiría un acto de inconsistencia imperdonable.
Si de mí dependiera agregaría la designación de un Fiscal Especial con autoridad para investigar los casos de corrupción ocurridos en los últimos 20 años, a sabiendas de que algunos de ellos podrían quedar fuera de investigación por mandato legal. Y para garantizar la independencia de sus actuaciones, le pediría a la FINJUS una terna de abogados con el bagaje requerido para cumplir con esa noble tarea. La idea de que cuanto sale del ámbito oficial tiene doble propósito hunde al país dentro de un oscuro y profundo agujero de arena movediza.


ADEMÁS EN PANORAMA

  • El peligroso pedido de destitución

    Hay gente en este país, en la oposición como en la esfera oficial, que no mide las terribles consecuencias que tendría una eventual destitución del presidente Danilo Medina, como se reclama en estos días dentro del marco de la lucha cívica contra

  • El futuro de la democracia

    ¿En qué medida podrá el país superar su nivel de pobreza y qué fórmulas, dentro de parámetros democráticos, tienen los partidos y sus líderes, sea en la oposición como en el gobierno, para plantear solución a ese problema tan acuciante?…

  • El mural de la discordia

    En abril del 2013 se publicaron los resultados de una encuesta Gallup en que el fenecido expresidente Balaguer figuraba como el político más admirado. El dato generó airadas protestas que recordaron las más violentas ocurridas en el 2007 en la…

  • El costo de la inmigración ilegal

    Haití no es un problema interno dominicano. Es otro país, con sus peculiaridades y tradiciones diferentes a las nuestras. Su destino como nación le corresponde a los haitianos, no a los dominicanos. Atribuirnos la obligación de ceder la nacionalidad&#




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente