El Caribe

Negocios

Mermelada: el empuje dado por mujeres a la economía barahonera

-

Con la elaboración y la venta del producto se aporta a la conservación de los suelos y biodiversidad de montañas

Las mermeladas pueden adquirirse en diversos establecimientos comerciales de Santo Domingo y otras partes.
Las mermeladas pueden adquirirse en diversos establecimientos comerciales de Santo Domingo y otras partes. (Edward Roustand)

En el local de la Cooperativa para el Desarrollo de La Ciénaga, en Barahona, la actividad comienza temprano en la mañana. Se observa un movimiento de guayabas, naranjas y chinolas de aquí para allá y de allá para acá. El trabajo no se detiene.Esa labor la realiza una parte importante de las 48 personas que conforman la institución, de las cuales 38 son mujeres. Las mermeladas colocadas en la estantería son el resultado de un esfuerzo permanente, del que habla con orgullo Maira Féliz, presidenta de la cooperativa.

Los productos artesanales, denominados “De mi siembra” son elaborados con frutos cultivados en los predios barahoneros. “Lo que hacemos es adquirir los rubros que cultiva nuestra gente. Y eso a la vez constituye una fuente de apoyo para ellos”, sostiene Féliz.

La dama incrementa el interés por el tema –en la conversación- cuando se refiere a otras actividades en las que incursiona la cooperativa. “No son solo exquisitas mermeladas a partir de pura fruta tropical lo que hacemos aquí, sino también que tenemos para el público bisutería con conchas de coco y semillas recicladas. “Todo con nuestras manos y a partir de insumos de nuestras comunidades, dando valor a nuestros recursos y buscando alternativas para bajar la presión ambiental en nuestras montañas y generando fuentes de empleo”, sostuvo, sin soltar interés.

Las mermeladas se elaboran también a partir de pulpa de guanábana, mango y naranja amarga. Las mujeres emprendedoras que trabajan junto a Maira Féliz decidieron dar el paso hacia esa actividad buscando alternativas para enfrentar una situación económica que se tornó difícil por largos años. A partir de la elaboración de mermeladas han ido sorteando mejor la realidad.

“Con la producción y venta de las mermeladas estamos aportando a la conservación de los suelos y la biodiversidad de las montañas de La Ciénaga, pues estamos buscando mercado y dando valor agregado a las frutas. Igualmente, aportamos a la creación de fuentes de empleo en el pueblo y a la integración de nosotras las mujeres a la actividad económica remunerada”, dice la presidenta de la cooperativa.

La Coopdeci, conformada mayormente por mujeres, tiene como objetivo contribuir al desarrollo de las comunidades del municipio La Ciénaga y zonas aledañas, a través del incentivo a la agricultura sostenible, la generación de empleos, desarrollo de las capacidades, la participación de la mujer y la protección del medio ambiente.

“Tenemos capacidad para producir cinco mil frascos semanalmente de mermeladas”, le dice Maira Féliz al equipo de prensa de elCaribe que viajó desde la capital dominicana a conocer la experiencia del grupo asociativo, ubicado al sur del territorio nacional.
¿Dónde comprarlas?

Las mermeladas elaboradas en Barahona pueden adquirirse en las tiendas “Cosas de mi país”, ubicadas en los supermercados de CCN, según informó la presidenta de la cooperativa.

La institución ha recibido asesoría técnica de diversas agencias nacionales e internacionales, entre ellas el Cuerpo de Paz de los Estados Unidos. Justamente en la actualidad tienen el acompañamiento de Jacson Boyde, miembro de la entidad norteamericana. La Cooperativa La Ciénaga incursiona en otras actividades, entre ellas algunas de tipo ecoturística.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente