¿Cuáles son los principales culpables de alergias alimentarias?

Una pauta de prevención o control de alergias alimentarias es preferir alimentos frescos a procesados, como hortalizas y legumbres frescas en vez de enlatadas o congeladas.

De la obra del doctor Andrew Redford “Asma y alergias. La solución natural”, extraemos la lista de los alimentos con mayor probabilidad de causar reacciones alérgicas:

Productos lácteos. Las alergias a la leche de vaca y sus derivados pueden darse tanto en niños como en adultos, además de una incapacidad para digerir la lactosa.

Trigo. Puede deberse también a una intolerancia al gluten, que es un componente de este cereal y afines como la cebada, el centeno y la avena. También el maíz, que aparece en una gran variedad de alimentos, como el jarabe de maíz, salsas, sopas, maicena, aceite de maíz, puede desatar reacciones alérgicas.
Huevos. La clara es la parte del huevo que más alergias puede causar.

Frutos secos. Avellanas, almendras, nueces, coco, pueden producir reacciones alérgicas serias. Entre las frutas, los cítricos y las manzanas. Entre las hortalizas y legumbres los principales causantes de reacciones alérgicas son los gandules, maní, habichuelas y tomates. Pueden suceder reacciones por inhalación e ingestión.

Por el lado de las carnes, el pollo, el cerdo y la carne de vaca tienen las mayores probabilidades de provocar reacciones alérgicas.

Asimismo, las reacciones a pescados y mariscos pueden ser violentas.

Cafeína y alcohol pueden provocar reacciones alérgicas. Alergias a las bebidas alcohólicas suelen ser además el resultado de alergias a ingredientes como la levadura, la melaza, la malta, los sulfitos.

Los aditivos que contienen los alimentos también pueden ser fuente de reacciones alérgicas. Algunos de estos ingredientes son: nitratos y nitritos, los que pueden causar dolor de cabeza, náusea, vómitos, urticaria, cianosis, alteraciones de la presión sanguínea. Parabenos, causan que la piel se inflame, pique y enrojezca. Sulfitos, los cuales pueden provocar tensión en el pecho, diarrea, calambres abdominales, erupciones, mareos, debilidad y aceleración del pulso.

También tintes y colorantes, los que pueden causar urticaria y congestión bronquial. Agentes llamados antioxidantes, como BHA y BHT, que previenen la absorción de oxígeno, pueden producir dolor de cabeza y erupciones en personas que son alérgicas a ellos, e hiperquinesis en los niños.

Glutamato monosódico, popular realzador del sabor en una gran variedad de alimentos. Las reacciones a este aditivo incluyen dolor de cabeza, diarrea, sudoración, nausea, tensión en el pecho, sensación de ardor en la nuca.

Es imposible dejar de comer ni prescindir del todo de los alimentos preparados, pero si experimentamos algunos de los síntomas mencionados, leer atentamente las etiquetas de los alimentos que ingerimos y si advertimos una pauta, como reacciones a alimentos que contienen sulfito, empezar a tratar de evitarlos.