El Caribe se prepara ante el inminente paso del huracán Irma

SAN JUAN. — Brigadas de trabajadores gubernamentales en las islas del noreste del Caribe limpiaban drenajes y podaban árboles mientras las autoridades instan a los residentes a prepararse para el paso inminente del huracán Irma, una tormenta de categoría 3 que continuó fortaleciéndose el lunes y que probablemente comenzará a azotar la región el martes.

El servicio meteorológico de Antigua y Barbuda dijo que se esperaba que Irma trajera vientos fuertes, aguaceros y oleajes altos. Las escuelas recibieron órdenes de cerrar el lunes. Se emitieron alertas de huracán para Antigua y Barbuda, Anguila, Monserrat, San Cristóbal y Nieves, San Martín, Saba, San Eustaquio, San Martín y San Bartolomé.

La mañana del lunes, el meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora (120 millas por hora) y se esperaba que gane fuerza hasta el martes por la noche, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. El vórtice estaba a 980 kilómetros (610 millas) al este de las Antillas y se movía a 22 kph (14 mph) con dirección oeste-suroeste.

“El paso de un huracán no es una cuestión para tomar a la ligera, pero no debemos tener pánico”, dijo el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, en un comunicado el domingo. El funcionario llamó a la población a tomar medidas preventivas, como la remoción de objetos que puedan obstruir las vías. Varias brigadas comenzaron el domingo a podar árboles y arbustos para evitar que los fuertes vientos derriben los cableados de electricidad y comunicaciones.

Irma tenía la categoría de huracán tres en escala Saffir-Simpson. De continuar su trayectoria, el ojo del huracán se acercará la noche del martes las islas de Antigua y Barbuda.

En Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló aseguró el domingo en conferencia de prensa que las diferentes agencias del gobierno están preparadas para atender emergencias. “Hemos establecido los protocolos para la seguridad de todos y todas”, dio el funcionario y exhortó la ciudadanía a tomar medidas preventivas.

Alejandro de la Campa, director local de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, por su sigla en inglés), explicó en la rueda de prensa con el gobernador que ya fueron activados los equipos médicos y los socorristas de búsqueda y rescate ante eventuales emergencias.

Aunque no está previsto que el ojo del huracán pase sobre Puerto Rico, Rosselló destacó que se esperan fuerte lluvias, inundaciones y oleajes de cinco a siete metros. Aseguró que el gobierno ya coordinó con las alcaldías y escuelas para el establecimiento de unos 400 refugios provisionales.

El gobierno dominicano también comenzó preparativos ante el paso del meteoro. El ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, detalló que las brigadas de esa institución realizaban labores de limpieza en carreteras y alcantarillado para tratar de garantizar la operatividad de las vías y el libre tránsito. Dijo que el presidente dominicano, Danilo Medina, encabezará la mañana de lunes una reunión con todos los organismos de emergencia para planificar las labores preventivas. Se espera que las ráfagas de Irma afecten el país, en especial la costa norte, el jueves.