Gobierno entrega mercado de Dajabón

El mercado fronterizo de Dajabón fue remozado por el Gobierno. Dicom

Dajabón. El Gobierno entregó este miércoles ampliado y remozado el mercado fronterizo de Dajabón, con el que busca el desarrollo comercial más organizado, formal y justo, entre República Dominicana y Haití.

El proyecto, que fue financiado con la cooperación de la Unión Europea y el Gobierno dominicano, forma parte del Programa Binacional. El Gobierno informó que los trabajos realizados en esa plaza fortalecen el intercambio comercial que supera los mil millones de dólares al año.

El comerciante Rafael Estévez, expresó que “el mercado fronterizo de Dajabón es la mayor fuente de producción de este pueblo. Si este mercado desaparece, nos tendremos que ir de aquí”.

Gracias a la ampliación, ahora el mercado cuenta con estructuras confortables y acogedoras, ya que antes estaba en pésimas condiciones porque los vendedores exhibían sus productos en el suelo y se tapaban del sol con una lona.

Estévez agradeció a Danilo Medina por tomar en cuenta esta fuente de ingresos tan trascendental para la provincia.

El proyecto del mercado cuenta con un espacio cerrado de 40,500 metros cuadrados de construcción y posee una avenida de circunvalación, parqueos y servicios de alumbrado eléctrico. Asimismo, la construcción de muros de gaviones en el litoral dominicano que resistieron los embates del huracán Irma.

La obra también incluye una pasarela sobre el río Masacre y 29 kilómetros de caminos vecinales. Igualmente la remodelación del edificio de la Dirección General de Aduanas, de Migración y del Ministerio de Agricultura. Todo eso, en consonancia con la Estrategia Nacional de Desarrollo, que implementa el Gobierno.

En el acto estuvieron los ministros de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana y de Integración Regional, Miguel Mejía. También la ministra consejera encargada de negocios de la Embajada de la Delegación de la Unión Europea, Dolores Romeo.

Mercaderes se sienten complacidos

Algunos de los que trabajan en el remodelado mercado se expresaron entusiasmados, como es el caso de Luz Rodríguez, cocinera en el lugar desde sus inicios, quien dijo que es “una diferencia del cielo a la tierra, ya que antes el mercado estaba arrabalizado. “Antes estábamos inseguros, los cables de luz parecían telarañas y siempre temíamos que se produjera un fuego”, dijo.