Las bellezas de San Juan II

Continuando con nuestras impresiones sobre el Granero del Sur, luego de la visita que hiciéramos hace pocos días, podemos afirmar que San Juan es de las provincias más hermosas, limpias y organizadas no sólo de la región que le acoge, sino también del país.

Son sus paisajes, el calor de su gente y los hermosos monumentos que la bordean los que la convierten en un destino que aguarda para ser disfrutado por los amantes del turismo interno. Y qué decir de su gran nacionalismo y sentido de pertenencia, pues en San Juan el ideal de los Padres libertadores se mantiene vivo, así como la memoria aborigen, sus tradiciones y ritos.

Son muchos los detalles por resaltar de este valioso terruño, lo que nos tomaría varios artículos por las enormes riquezas de la provincia en general. De ahí que solo nos detengamos en espacios puntuales de su municipio cabecera, donde no podemos soslayar dos importantes Museos, uno en honor al legendario periodista Orlando Martínez y, otro, en memoria del héroe de la Guerra de Abril de 1965: el Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, el cual se inauguró el pasado domingo 03 de septiembre.

Del mausoleo a Orlando Martínez, impresiona la configuración de la obra, estructurada a base de reproducciones de periódicos de todo el mundo, interesados por la pérdida de este gran intelectual en tiempos en que prevalecía un régimen represivo en el territorio nacional.

Mientras que en la fachada del Museo Caamaño se aprecian varios pasajes como el de la Casa de la familia paterna en la sección de Mogollón, provincia San Juan, un busto del Coronel de Abril, así como una recreación del Palacio Nacional con la presencia de soldados en sus alrededores.

Visitar tanto un museo como otro, nos hace penetrar en la historia reciente de nuestro país. Es encontrarnos con objetos, documentos y fotografías que nos revelan el valor de estos personajes y su real aporte en la lucha por la democracia y el reconocimiento de los de los derechos fundamentales.