Romanticismo

Nuestra sociedad ha valorado e incentivado tradicionalmente el amor romántico, típicamente expresado en frases como “sin ti no puedo vivir”, “sin ti me muero”, “no puedo vivir sin tu amor”, etc. Pero esos dichos, corrientemente oídos en las canciones como expresión del amor, ahora están bajo cuestionamiento de sicólogos, siquiatras y otros entendidos, en tanto son señal de dependencia emocional, estado patológico que se manifiesta en relaciones de pareja y está detrás de los feminicidios, por ejemplo, para mencionar una cuestión de actualidad. Es tiempo de revisar esto. Tenemos que hacer consciencia plena de que expresiones de ese tipo son una mala señal y en vez de incentivarlas, debemos desincentivarlas. La cultura debe fomentar la personalidad sana, nunca al contrario.