¡No​ digas no​!

Aquellas personas que se acostumbran a poner el “no” por delante, terminan quedando de último, o lo que es peor, en nada. Porque todo aquel que cree que no se puede, ya llegó. De manera que cuando te haces acompañar por pesimistas, por no caer en el hoyo, te quedas varado.

Lo cierto es que todo aquel que piensa en negativo y pone un no antes de examinar todos los posibles “si” es porque en realidad se está negando a la posibilidad de entregar todo su potencial para hacer de una posibilidad una realidad.

La Biblia dice que “para el que cree, todo es posible” y estoy convencida de que Dios con poco hace mucho, con algo hace bastante, con nada puede hacer todo ¡y con mi fe hará milagros!