Feria agropecuaria: un compendio de la producción local

1028
En la feria se encontraron monseñor Francisco Ozoria, arzobispo metropolitano de Santo Domingo, y Emilio Toribio, del IAD.
La versión número 61 es aprovechada para exhibir toda la gama de rubros alimenticios cultivados en tierras del país

En la Feria Agropecuaria que se celebra en la Ciudad Ganadera de la capital, desde temprano en la mañana la gente comienza a llegar. Unos se apresuran a colocar las mercancías en los distintos stands, otros alimentan los variados ejemplares de ganado que se exhiben y algunos preparan los alimentos para los distintos comensales que por aquí se presentan.

Cuando el sol comienza más o menos a calentar se ven llegar las primeras representaciones de escuelas públicas y colegios privados, llevadas al lugar para que los alumnos conozcan la variedad de productos comestibles y no comestibles que se producen en las tierras dominicanas, así como los distintos aparatos e instrumentos que se diseñan para labrar la tierra. La Feria Agropecuaria Nacional inició el pasado viernes y se espera que concluya el domingo 18. Es una muestra de la producción nacional en la que se venden productos agropecuarios de todo tipo, se realizan subastas, rodeos y otras actividades, incluidas algunas de entretenimiento para los visitantes.

Las ventas incluyen rubros agrícolas como limón, piña, lechosa, plátano, tayota, cacao, café y muchos otros. También se comercializan insumos y maquinarias para el manejo de diversos cultivos, entre ellos, tractores, y se exhiben caballos, toros, chivos y ovejos, entre otros.

Esta versión de la feria es la número 61 y está orientada a impulsar la producción local con miras a las exportaciones. Esta vez participan 146 empresas públicas y privadas, así como cerca de 330 organizaciones que exhiben y ofertan productos a precios reducidos hasta en un 60%, con relación a los mercados tradicionales y supermercados. El administrador general del Banco Agrícola, Carlos Segura Fóster, entrevistado en las instalaciones donde se realiza la muestra, resaltó que “la Feria Agropecuaria 2018”, es a la vez una plataforma para el financiamiento agrícola. Informó que se especializó para ese capítulo un fondo de RD$500 millones, que es la suma que se ha venido utilizando en cada una de las versiones de la Feria Agropecuaria. “Sin embargo, en esta ocasión hemos dicho que no se ponga techo. Eso quiere decir que si las necesidades superan los 500 millones de pesos, estarán disponibles, siempre que sean para fortalecer los niveles de desarrollo del campo”, expresó.

“La feria ha contado con los mayores apoyos en los últimos cinco años, porque nosotros lo que queremos es continuar cambiando y mejorando el campo”, dijo el funcionario del Banco Agrícola.

“La gran calidad de los productos que se exhiben aquí nos da la connotación del efecto positivo que tienen para el campo las visitas sorpresa que realiza el Presidente. Lo que se ve aquí es el producto del esfuerzo de mujeres y hombres del campo que anteriormente lo que hacían era vender sus materias primas a los intermediarios para que éstos hicieran dinero. Eso ha ido cambiando”, sostuvo Segura Fóster, mientras prueba un pedacito de casabe que le queda cerca. Entre los bienes exhibidos hay vinos de frutales, chocolate, mermeladas, jugos, frutas deshidratadas, arroz, embutidos, quesos y toda una gama de bienes de la canasta alimenticia dominicana. Ayer se vio caminar por algunos de los stands al arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria. En ese periplo se encontró con el director del Instituto Agrario Dominicano, Emilio Toribio Olivo, quien aprovechó para conversar con la autoridad eclesiástica sobre algunos de los rubros.

A los amantes del ganado, moverse por cada uno de los establos improvisados les permite conocer sobre razas, importadas desde varios países, incluidos Estados Unidos. Entre esas razas hay Holstein, Brangus y Long Horn. Son especies que permiten tener una idea de hasta dónde es posible ampliar la oferta genética y productiva del ganado vacuno en República Dominicana si así se decidiera.

En una parte del espacio tomado para la feria están todas las instituciones del “gabinete agropecuario”, como el Ministerio de Agricultura, el IAD y el Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (Feda), entre otros. Y en lados distintos están colocadas entidades de otros ramos. El Gobierno ha sido diligente en mostrar en la feria todo lo que se ha logrado en materia de producción con los recursos inyectados en las visitas sorpresa. Por eso, en las instalaciones de la Feria Ganadera, donde está montado el evento, se observan muebles construidos de bambú en Bonao, mangos cultivados en Baní, piñas cosechadas en Cotuí y sombreros elaborados en Santiago Rodríguez.

Opciones para todos de comprar y observar

En la Feria Agropecuaria hay mucho que ver. Las opciones están para chicos y grandes; para los amantes de la producción, para los consumidores de café, o para quienes simplemente acuden a ver para luego contar lo observado a sus amigos; para distraerse o para tomarse simplemente una selfie o una fotografía, o hacer un video.