PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Próximos partidos.

Estadio T. Vargas

16/DEC/2017
7:30 PM

Estadio Quisqueya

16/DEC/2017
4:00 PM

Lucy Cosme

Lucy Cosme
120 Publicaciones 0 COMENTARIOS

No calles corazón

No creas todo lo que dicen, ni lo que quieren dejar dicho, una cosa es la que dejan ver, otra la que se “logra” mostrar y muy diferente es lo real.

¡Saber Vivir!

Frente a alguien que murió recordamos lo irreversible, viajamos por un pasaje que confronta la conciencia; pensamos en ¿cuántas relaciones no han cruzado la línea?

¡Ensancha el corazón!

No hay cosa tan formidable como el gozo de Dios llenando el corazón humano, él es la sazón de una vida que encuentra su...

¡Ensancha el corazón!

No hay cosa tan formidable como el gozo de Dios llenando el corazón humano, él es la sazón de una vida que encuentra su propósito en el terreno donde otros han sufrido, desmayado y desertado

¡Suelo firme!

Creer es declararle la independencia al yo racional para vivir bajo la constitución divina. Génesis 15 describe el compromiso de Dios con Abraham: “No temas, te protegeré y voy a darte muchas riquezas”.

¡No duermas!

Para fluir de continuo en la fe verdadera debemos correr riesgos. El acto de la fe arriesgada trae ruidos que despiertan el arrojo y la diligencia de nuestra alma, y provocan acciones valientes que desenlazan la respuesta de Dios.

¡​Aunque no entiendas!

Hay momentos donde las circunstancias, las evidencias y el dolor silenciado por la culpa o la dignidad, se convierten en un peso imposible de llevar.

¡Arma-dura!

Hay quienes caminan, respiran, o reaccionan a diferentes estímulos, aparentemente como todos, en promedio hasta hacen más que muchos, pero realmente eso es pura mecánica, trabajan en automático, interiormente ya no sienten nada, porque se autoindujeron un coma, su corazón es como frío hormigón.

¡Su especialidad!

Un buen amigo afirmaba que el tiempo es oro, y enseguida repliqué, no, el tiempo es vida pues el oro perdido se repone, la...

¡Tesoros sin medida!

Mientras dependamos de nuestras bóvedas humanas no tendremos necesidad de abrir las ventanas de los cielos, quienes no reconocen que necesitan los tesoros divinos...