PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Próximos partidos.

País mejor

Mejor mundo

Otra

Buen Oficio

“Promoción”

No todos los sitios hacen hoy honor al amor y al romance. Una franquicia estadounidense de restaurantes –también establecida en Santo Domingo- se enfocó en almas solitarias, los llamados “corazones rotos”.

Neo analógico

República Dominicana aun es un país analógico. El proyecto de “República Digital”, orientado a que demos el salto, fue lanzado hace poco mientras el camino de implementarlo será largo.

Transporte

El país sigue, con todos sus dolores. Estamos abocados, bien sabemos, a grandes transformaciones en el transporte urbano y es la principal,

Crónica doméstica

3 de 3 La “crónica del botón averiado” concluyó en lunes al atardecer. Cerca de las 3, pieza salvadora en mano, el “arreglatodo” emprendía la...

Crónica doméstica

2 de 3 Segundo acto: En medio de nuestro susto y preocupación por la peligrosa situación, nos comunicamos con el amigo “arreglatodo”. “Vuelvo mañana” (domingo)...

Crónica doméstica

Frecuentemente enfrento pesadillas domésticas, parte de la parafernalia de ser mujer cabeza de familia de ingresos reducidos.

Ética pública

La corrupción en organismos estatales nunca había ocupado un lugar alto en la agenda nacional, pero los últimos sondeos han arrojado que la población...

Adelante

Tenemos que saludar como buena noticia el anuncio de que las autoridades han iniciado ya los aprestos para implementar el programa Dominicana Limpia, llamado...

Tranquilos

Las resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos no son vinculantes para los Estados americanos, pero tienen peso y así no se hizo esperar el rechazo de sectores conservadores a su dictamen de que los Estados debían reconocer y garantizar todos los derechos derivados de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo, incluido matrimonio

Logros

Hablando de “logros” corrientemente citamos avances económicos, profesionales, familia. Pero los reales logros no son los externos sino los asociados a nuestra plenitud espiritual...