“Cada momento de mi vida es muy importante”

    Altagracia Paulino es una trabajadora incansable, fiel a sus principios, siempre pretende ser coherente con lo que predica y hace. En la actualidad es la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor).

    En más de una ocasión ha declarado que "Pro Consumidor es el espacio donde he tenido la oportunidad de ejecutar mi vocación de servicio al país".

    Hija de Zenón Paulino y Ramona Ureña, es, además, la creadora de la Fundación por los Derechos del Consumidor (Fundecom).

    Paulino es periodista de profesión, se inició en este oficio a la edad de 19 años en el vespertino Última Hora, en el año 1972. Durante el ejercicio de su carrera trabajó en los periódicos  El Sol, La Noticia y El Nuevo Diario, entre otros; en la planta televisora Teleantillas laboró sus últimos 11 años, donde pasó a producir su programa con El Consumidor y de ahí asumió la labor que desempeña actualmente.

    Recuerda muy sonriente una anécdota: “Era la única corresponsal de provincia que estaba empleada como si fuera de planta en Radio Mil. Un día estaba haciendo un reportaje para Santiago y Joaquín Jiménez Maxwell, uno de los fundadores de esa emisora, al escucharme me dijo: tú tienes que ser exclusiva, y le contesté: pues págame en exclusiva, y aceptó, entonces yo ganaba lo mismo que un periodista de planta, pero haciendo reportajes desde San Francisco de Macorís”.

    Me encantan las orquídeas

    Siempre las tengo conmigo en mi casa y oficina
    Las cultivo en mi casa y me fascinan. Las encuentro muy parecidas a mí, son muy resistentes y duraderas, tengo una planta de orquídeas que tiene 12 años conmigo y es única. Me identifico con ellas, las siento y las defino como un ser vivo adaptable, se parecen a las personas inteligentes. Cuando el ciclón George tenía una en el patio y a los dos días me floreció, fue algo maravilloso.

    1.- Del campo a la ciudad
    Momento impactante

    Algo que me marcó mucho, fue que, a la edad de cuatro años,  yo vivía en la Loma de la Joya, y mis padres decidieron mudarse a San Francisco de Macorís. Fue un choque impactante, allá vivía en una finca cultivada de café y cacao, para mí era como un parque, allá jugaba y me divertía. Fue un gran cambio llegar a la ciudad.

    2.- Mi abuela Gertrudis Mena
    Mi ídolo

    Antes de yo nacer mi madre perdió tres hijos, soy la mayor de cinco hermanos. El ambiente familiar estuvo muy marcado por mi abuela Gertrudis Mena, quien es la figura que sigo, es mi ídolo. Mi hogar fue humilde, pero muy rico en valores y nobleza. Puedo hablar de lo que soy gracias a mi abuela.

    3.- Un cambio en mi vida
    Mi primer hijo

    Cuando lo vi tan pequeñito e inofensivo, entendí que dependía de mí y desde ese momento supe que era mi razón de vivir. Hay muchas razones en la vida por las que vivir, pero él, fue la razón principal. Mi vida cambió por completo, cuando nació Robert. "Era el niño más lindo del mundo’’.

    4.- Mi viudez
    Un momento fuerte

    Un momento muy amargo del que no hablo mucho y pocos saben, es que fui viuda a los 21 años. No suelo hablar de eso porque realmente me levanté y seguí. Fui talvez la viuda más joven de los 12 años en que gobernó el presidente  Balaguer. Estuve casada con Roberto Solano, el papá de Robert.

    5.- Premio de la vida
    Mi esposo Daniel

    Dos años después, la vida me premió con un gran hombre de Santiago: Daniel Toribio Marmolejos, tenemos ya 35 años de casados. Él es un ser muy especial. Es fuera de serie en relación al promedio de los hombres de la República Dominicana. Es cariñoso, una persona seria y honesta.

    6.- Ser abuela
    Una etapa maravillosa

    Otra satisfacción importante en términos personales es ser abuela. Es otra dimensión en la que ves la prolongación de tu vida, y si se parecen a uno mucho mejor. Es ser mamá de nuevo. Yo digo dos cosas: los hijos son para corregirlos y los nietos para apoyarlos.

    7.- Un total desafío
    Culminar mi maestría

    Terminar una maestría en Derecho Internacional y Diplomacia fue un total desafío. En la actualidad estoy haciendo otro máster en Derecho Administrativo, que es lo que estoy ejerciendo ahora. Es trascendente para mí estudiar, leer, y más cuando uno tiene la oportunidad de comunicar.

    8.- Mi beca a Israel
    Allí encontré mi misión

    Otro momento que cambió mi vida con un antes y un después fue mi beca a Israel en el año 96, duré un mes y medio allá, fui a realizar un curso de derecho al consumidor. El aprendizaje que tuve me permitió hacer una transformación en mi vida, en el plano personal y espiritual.

    9.- Los viajes
    A todos los continentes

    Puedo decir que conozco todos los continentes, gracias al trabajo que desempeño. Fue muy gratificante conocer a Australia y África; visitar muchos países te coloca en otra dimensión, aún me faltan muchos por ver. Conocer otras culturas te permite una visión distinta.

    10.- Lo que puedo decir de mí
    Una mujer perseverante

    Cada día es un desafío. A Dios las gracias cada dificultad que he tenido, hasta ahora, la he convertido en una posibilidad para hacer algo nuevo y útil. Ningún día se repite. Hay cosas nuevas y esta institución que manejo es como el periodismo, siempre hay algo nuevo que hacer cada día.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorEl accidente de Venya en foto y su declaración
    Noticia siguienteCariño, estamos en crisis