Peleas pertinentes

    Ojalá nunca pelearan peledeístas con perredeístas; perredeístas entre ellos; ni la JCE con Participación Ciudadana. En las relaciones personales, empero, cierta dosis de pelea resulta pertinente.

    Ha sido establecido que “si se hace por las razones correctas, pelear es bueno para la salud”. Si se elude la confrontación cuando hay tensión con pareja, familiares, jefe, al otro día se acusan más síntomas físicos problemáticos que si hubiera habido “desahogo”.

    Asimismo, habría más probabilidades de fallecer temprano entre parejas casadas que evitan pelear, comparado con las discutidoras. Expresar el disgusto en lugar de reprimirlo, contribuiría a mantener un sentido de control en las relaciones. Esas puntuales “peleítas” sí se pueden consentir.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorThalía encabeza lista de los más bellos
    Noticia siguienteZulu Radio toma "La Ola"