Dredd

    Dredd, es el personaje título del protagonista, un juez que es a la vez policía, fiscal, juez, jurado y verdugo, un sádico y fascista de marca mayor. Excelente filme de acción futurista distópica. Pero de lo primero que tendrá que olvidarse es del guión repleto de clichés, ármese de paciencia con la resolución de un dios ex machina, sin contar lo insípido y simplón de ese mamotreto llamado “guión”.

    Por lo demás es un show audiovisual excelsamente dirigido mostrando un lenguaje y una estética renovadora, sin beneplácitos estilísticos, ni mucho menos apelo por el gran público. El filme es una crónica de una civilización futura pos apocalíptica, donde luego de una guerra nuclear las ciudades se han convertido en enormes rascacielos de 200 pisos y con un kilómetro de altura en los que viven hasta 75 mil personas, así es como viven los 800 millones de sobrevivientes al holocausto nuclear, encerrados en colonias, a merced de grandes radiaciones de los desiertos que las circundan.  Y es un futuro plausible y verosímil, por lo bien que está desarrollada la dirección de arte que exprime cada palmo del edificio donde se desarrolla la acción, por tanto, ese espacio funciona como un personaje de la historia.

    La historia se desarrolla durante una tarde, casi en tiempo real, y en un solo lugar. Entonces lo que queda es un espectáculo de sonido, imagen, montaje, actuación, y el uso de una cámara lentísima. Lo que no es porque se lo inventa el director, sino que es parte de la trama, pues en la historia los malos trafican con una droga que hace que el cerebro capte las acciones en un 1% del tiempo real. Pues bien, aunque la historia se desarrolla en el siglo XXII, no se aleja mucho de la realidad actual donde los cuerpos represivos actúan tal cual el Juez Dredd. Vivimos un ambiente igual al del filme, asustados salimos a las calles, grupos humanos viven en residenciales y cuando salen es a vacacionar en resort herméticos como campos de concentración. Las drogas arropan a la población y son parte del sistema financiero. Y la justicia es la parte que legaliza las acciones represivas a una sociedad anestesiada y violada en su conciencia. ¡Imperdible!
     
    HHHH Dirección: Pete Travis. Guión: Alex Garland, Carlos Ezquerra, John Wagner. Elenco:  Karl Urban, Olivia, Thirlby y Lena Headey.  Género: Acción. Año: 2012. Países: EU, UK, India. Duración: 95 minutos.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorA pedalear hacia las alturas
    Noticia siguienteMatan dos en acto proselitista en Venezuela