Para Duarte los derechos de las personas eran fundamentales y sagrados

    El patricio Juan Pablo Duarte fue un gran defensor de los derechos fundamentales, no solo de los dominicanos, sino de todas las personas que residieran en el país, sin importar la posición económica, la raza, el color o la orientación religiosa.Así lo expuso el presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, quien observó que en el artículo 20 del proyecto constitucional de Duarte, éste expresa que la nación está obligada a conservar y proteger los derechos de las personas.

    “Fíjense que encanto jurídico, el artículo 20 dice ´la nación está obligada  a conservar y proteger´ no dice garantizar, ´conservar y proteger´ significa que ya el ser humano tiene esos derechos, dice a favor de leyes sabias y justas la libertad personal, civil e individual así como la propiedad y demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen sin olvidarse de los extraños, es decir, de los extranjeros que vivían en ese momento en lo que se llamaba Dominicana”, apuntó.

    A su juicio, la concepción que Duarte tenía de los derechos humanos proviene de sus conocimientos del derecho natural, el cual enseña que la persona nace con unos derechos que le son inherentes.

    “En el campo de los derechos fundamentales de los derechos ciudadanos que todos conocemos, Duarte seguía una orientación que era la del derecho natural, es decir que el hombre por su propia dignidad venía al mundo con una serie de derechos que le eran consustanciales, es decir, le eran propios por el hecho de ser humanos, en eso tiene que ver mucho la doctrina cristiana, porque el hombre y la mujer fueron creados a la imagen y semejanza del Señor y eso le da una profunda dignidad al hombre y a la mujer, que por demás Dios dejó libre, le dio total libertad, una libertad tan grande que llevó al hombre y a la mujer al pecado original, fuente de muchas desventuras del hombre y la mujer a través de la humanidad”, subraya.

    Libertad religiosa

    Ray Guevara subrayó que Duarte creía tanto en los derechos fundamentales de las personas que en su proyecto de Constitución consagró la libertad religiosa.
    Al pronunciar la Conferencia Magistral “La Constitución de Duarte y la Creación del Tribunal Constitucional”, en el Centro Universitario Regional del Oeste, en San Juan de la Maguana, Ray Guevara subrayó que Duarte era ante todo un liberal, con una gran influencia de las ideas del filósofo francés Voltaire, lo que lo diferenciaba de los conservadores que no en su época no aceptaban la libertad de cultos ni la tolerancia religiosa.

    “Pero que cuando Duarte habla de esas ideas, cómo interpretó Juan Pablo Duarte eso. Pues él dijo “yo pongo a Dios como soporte de la patria y de  la libertad”, cuanta grandeza “pongo a Dios como soporte de la patria y la libertad, por eso se dice Dios, Patria y Libertad”, señaló, “Oigan cómo Duarte habla de la libertad dice “la religión predominante en el Estado es y deberá ser siempre la católica y la apostólica sin perjuicio de la libertad de conciencia y tolerancia de cultos”.

    El presidente del Tribunal Constitucional recordó que, sin embargo, en la primera Constitución nuestra de 1844, ni en las dos constituciones de febrero y de diciembre, de 1854 ni siquiera en la  Constitución liberal de Moca de 1858 se hablaba de tolerancia ni de libertad de conciencia. “La tolerancia se consagra en el año de 1865, después de la Restauración y la libertad de culto se consagra en la Constitución de 1907 y la libertad de conciencia en la de 1908, la llamada Constitución de Santiago”.

    Igualdad racial

    Ray Guevara destacó la idea que Juan Pablo Duarte tenía de la igualdad racial, señalando que el patricio tuvo problemas en el seno de los trinitarios.

    “Duarte tuvo problemas en el seno de los trinitarios, en sus compañeros, porque Duarte creía absolutamente en la igualdad de las razas y por eso él coloca esa cruz en medio de los colores de la bandera que se está creando que se está construyendo y coloca la cruz partiendo de un principio que tenía Duarte: Duarte decía, no es la cruz signo de padecimiento sino de la redención”, apuntó.

    “Duarte decía “los blancos, morenos, cobrizos, cruzados, manchados, serenos, unidos y osados, la patria salvemos de miles tiranos y al mundo mostremos que somos humanos”.

    Tribunal Constitucional garantiza ideal duartiano

    Ray Guevara aseguró que el Tribunal Constitucional garantiza el pensamiento de Duarte. “El Tribunal Constitucional viene a garantizar el pensamiento Duartiano para reformar el estado de derecho, para lograr que la Constitución dominicana sea viva, viviente no un pedazo de papel como dijo Ferdinand Lassalle en una conferencia que pronunció en Berlín: “toda constitución escrita era un pedazo de papel y que lo importante en un país era la constitución material que era el producto de la correlación de fuerzas económicas, sociales y culturales que interactuaban en un momento determinado en una nación determinada. El profesor Wer dice:“la constitución es la resultante de un paralelogramo de fuerzas económicas, sociales y culturales y políticas que interactúan en un momento determinado”.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorEscogido a un juego para ganar Serie Final
    Noticia siguienteMinistro resalta la higiene en deporte