PUCMM inviste 852 profesionales

    SANTIAGO, RD-  En conmemoración del bicentenario del natalicio de Juan Pablo Duarte, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra celebró su octogésima séptima graduación ordinaria donde se invistieron 852 profesionales en programas de grado y postgrado.

    La Madre y Maestra ha hecho valiosos aportes e innovaciones que han incidido en el sistema de educación superior de la República Dominicana y lo continúa haciendo, esto se demuestra en los primeros egresados de la Maestría en Rehabilitación Bucal, Maestría en Ingeniería Sismorresistente y Maestría en Economía Aplicada concentración Comercio Agrícola Internacional que obtienen sus títulos en esta graduación.

    El 61.50 % de los graduandos pertenecen a un total de 25 programas de grado y el 25.35 % a estudiantes de 26 programas de postgrado y un 13.15 % son egresados del Centro de Tecnología y Educación Permanente (TEP).

    En relación a los laudos académicos un total de 100 estudiantes fueron investidos con los honores académicos que otorga esta institución educativa de los cuales el 74 % pertenecen al género femenino, como una constante en la mayoría de las graduaciones, y el 26 % al género masculino.

    La invocación de la solemne actividad estuvo a cargo del Nuncio Apostólico, Monseñor Józef Wesolowski.

    “Los profesionales que salen de esta Institución son el mejor fruto del esfuerzo compartido de los integrantes de la Comunidad Universitaria”, expresa el rector magnífico, Monseñor Agripino Núñez Collado, durante la pronunciación del discurso de orden.

    Núñez Collado invitó a los nuevos profesionales a aprovechar el tiempo en la creación de una sociedad en la que el amor a sus semejantes, el esfuerzo personal por superar las brechas sociales y la práctica del mandamiento nuevo que dejó el Señor de amar al prójimo como a uno mismo, sean su identidad como hijos de Dios y constructores de la nueva sociedad, esa que para Duarte debe tener como centro a Dios, la Patria y la Libertad.

    En representación de los graduandos compartió unas palabras el ingeniero telemático David Ríaz Hemmat Woodard quien enfatizó: “¡Lo logramos!, este título nos acredita para ejercer nuestra profesión y demuestra que sabemos esforzarnos, aprender y poner en práctica nuestros conocimientos”. Así mismo agradeció a su Alma Mater, “la Madre y Maestra se ha destacado por un excelente manejo de todos los asuntos académicos y administrativos, demostrando organización y eficiencia, pero además un gran carácter y disposición para ayudarnos en el transcurso de nuestras carreras”.

    La licenciada en Comunicación Social, Laura Fuertes, hizo la entrega del donativo para el programa de Crédito Educativo. “Gracias al programa de Crédito Educativo de la Universidad, todas las personas con buen desempeño académico, pero de escasos recursos económicos, tenemos la posibilidad de estudiar en esta Institución; es por eso que en  honor a aquellos que sembraron antes para que gran parte de nosotros estemos aquí hoy, la presente promoción de egresados hace entrega de este aporte para el programa de Asistencia Económica, como quien siembra una semilla con la esperanza de que se continúen cosechando nuevos frutos”, manifestó Fuertes.

    El acto, desarrollado en la explanada de las graduaciones del campus de Santiago, culminó con la entonación de las gloriosas notas del himno nacional y el himno a Juan Pablo Duarte.

    La Madre y Maestra con esta octogésima séptima graduación asciende el total general de sus egresados a 65,710 durante sus cinco décadas de servicio a la educación dominicana.

     

     

     

     

     

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anterior500 agentes de la PN garantizarán la seguridad en el CEN
    Noticia siguienteAboga para que DNCD siga operando en coordinación directa con las FF.AA.