Drogadicción: ¿un problema social o una enfermedad?

    Conocido como “El Pandi”, Luis Alberto García, indigente, con una pierna prácticamente gangrenada, desprendiendo olores putrefactos y desnudo, lleva varios años viviendo en las calles y avenidas de la ciudad capital, producto a su condición de salud.

    Quedar atrapado en el mundo de las drogas no tiene que ver con la clase social, raza, color o preferencia sexual de una persona. Una vez estando en él, salir se torna cada día más difícil.

    Algunos logran sobrepasar la barrera, pero otros ni siquiera ven dónde se encuentran ubicados. Son abandonados, viven de las dádivas y de la caridad ciudadana.

    El consumo de drogas conlleva consecuencias que afectan las relaciones familiares e interpersonales, que traen como resultado la indiferencia hacia quien, en algún momento, fue un hombre querido y respetado.

    De acuerdo al psicólogo Raddamés de la Rosa Hidalgo, “las drogas psicoactivas, tanto las legales como ilegales, convierten a una persona normal en alguien anormal”, ya que su accionar va directamente al cerebro, alterando el comportamiento del individuo.

    ¿Pero, por qué las personas consumen las drogas?
    A esta pregunta responde que los consumos inicialmente son recreativos, para disipar el aburrimiento, ser aceptado en un grupo, por problemas familiares, estrés,  huir de la realidad.

    El especialista señala que esas acciones que no tienen mayores consecuencias en su inicio, porque el consumidor no se da cuenta, y se va formando el grado de dependencia a la sustancia, donde va necesitando cada vez más una mayor cantidad para poder conseguir el efecto que experimentó al principio, puesto que su organismo se hace tolerante. Ahí es cuando ocurre la adicción.

    Luego llega el momento en que el consumidor es incapaz de soportar la abstinencia de aquella sustancia que controla su sistema nervioso, dominando completamente su razonamiento, al punto de motivarlo a realizar prácticas o acciones ofensivas, agresivas y desagradables.

    La adicción es una enfermedad
    La adicción a sustancias psicoactivas es definida como una enfermedad crónica del cerebro con recaídas, caracterizada por la búsqueda y el uso compulsivo de drogas a pesar de sus consecuencias nocivas.

    Se considera una enfermedad del cerebro porque modifica su estructura y funcionamiento. Cambios, que pueden durar largo tiempo y llevar a los comportamientos peligrosos que se ven en las personas que abusan de las drogas.

    Las razones están asociadas a la capacidad adictiva de estas sustancias, que se convierten en una necesidad para el individuo, es decir, el humano necesita seguir consumiendo para evitar el malestar o para encontrarse bien; porque el síndrome de abstinencia provoca mucho miedo, también una falta de  resistencia al deseo de volver a sentir las sensaciones.

    El experto explica que “el heroinómano, citando un ejemplo, utiliza la sustancia para evitar tener el síndrome de abstinencia que le produce la ausencia de la heroína, porque si no, le podría dar la sensación de una extrema excitación emocional, temblores, vómitos, diarrea, taquicardia e incluso morir en ese momento”. 

    La persona adicta no quiere consumir pero tiene que hacerlo, porque ha desarrollado una dependencia, asegura el psicólogo de la Rosa. Los afectados por esta condición van de un programa de rehabilitación a otro, pero la verdad es que alrededor de un 90 por ciento desertan de los tratamientos, puesto que, una vez envueltos en ese mundo, se les torna muy difícil regresar al estado normal.

    Complicaciones de salud relacionadas al consumo
    El consumo crónico puede detonar una predisposición genética oculta en el drogodependiente. Entre ellas, una seria de sintomatologías psiquiátricas que pueden ser producidas por el daño crónico al cerebro, así como por una condición de salud previa.

    Generalmente vemos hombres y mujeres deambulando por las calles, deteriorados, con poca percepción de lo que ocurre a su alrededor, esquizofrénicos y centrados únicamente en obtener la sustancia, haciendo hasta lo imposible para lograrlo.

    En esos casos, el paciente ha desarrollado una doble enfermedad o “diagnóstico dual”, de acuerdo a la doctora Yvelisse Germán.

    Añade que hay otras complicaciones relacionadas a condiciones médicas, como el caso de los pacientes de VIH, quienes contraen el virus, por uso de sustancias inyectadas o por tener relaciones sexuales sin protección durante el consumo. l

    Informaciones generales

    Modo de actuar
    Las drogas ejercen su efecto en el cerebro, alteran las emociones, la capacidad motora y el pensamiento.

    Causas por las cuales se consume.
    Pérdidas familiares, baja autoestima, maltrato familiar, necesidad de aceptación; necesidad de tener nuevas experiencias, falta de información sobre los riesgos, depresión, por olvidar los problemas, curiosidad, compartir con amigos, etcétera.

    Las más consumidas.
    Las drogas ilegales de más fácil acceso en República Dominicana son la Marihuana, Cocaína y el Crack.
    Efectos.

    Hay una seria de sintomatología siquiátrica que son secundarias al consumo y que pueden ser producidas por el daño crónico al cerebro, así como por predisposición genética detonadas por el uso de las sustancias.

    Problemas de salud relacionados.
    El consumo e inyección de drogas contribuye al contagio y proliferación de enfermedades e infecciones de transmisión sexual como el Virus de Inmune deficiencia Humana (VIH), la hepatitis B y C, así como otras enfermedades graves, producto del intercambio de los equipos (jeringuillas).

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorUE "revisará urgentemente" relaciones con Egipto
    Noticia siguienteProducción de ron, cerveza y cigarrillo cayó en seis meses