“Cristo Rey busca armonía en el diálogo domínico-haitiano”

    A Leticia Tonos le gusta tomarse su tiempo para producir sus historias de cine comprometido. Lo hizo primero con su ópera prima, La hija natural, que le valió varias nominaciones a los Premios Soberano 2012 y fue la elegida de la Dirección General de Cine para el Oscar, en la categoría Mejor Película de Lengua Extranjera. Esta noche, luego de más de un año de trabajo, estrena su segunda apuesta cinematográfica, Cristo Rey: una isla, dos mundos, la cual entiende es un regalo de Navidad para el público y una pieza conciliadora frente al debate de la sentencia del Tribunal Constitucional.

    Un año después, al fin Cristo Rey…
    Me gusta tomarme mi tiempo, poniéndole un cariño especial a las cosas, y eso se va a reflejar en el producto, en el guión, en la posproducción, para que la calidad llegue a la pantalla.

    La hija natural mostró la seriedad de tu trabajo, ¿crees que con Cristo Rey superarás las expectativas?
    Pienso que van a ver excelentes actuaciones de los protagonistas, creo que será impresionante ver el barrio en pantalla gigante, como un personaje más de la película. También va a funcionar muy bien la historia, porque está inspirada en Romeo y Julieta, pero ese clásico inspirado en todos los elementos del barrio. Imagina una historia de Romeo y Julieta, que muchos de nosotros conocemos, pero en el barrio de Cristo Rey. Con escenas de redadas de machete, de dembow, ¿tú sabes?, me ha gustado, creo que la historia es bien excitante por todos esos elementos que convergen.

    Entonces, ¿tenemos el broche de oro en la cinematografía del 2013?
    Bueno, definitivamente a mí como directora me gustaría pensar que sí, que siendo la última película que se va a presentar en el 2013, quiero que sea memorable que la gente diga -¡wao, qué chulo!-. También tiene muchos aspectos significativos. El hecho de que estemos en cartelera el 25 de diciembre creo que le dará más chulería a la cosa, es una especie de regalo de Navidad. Hemos querido, además, que la película salga en pleno debate de la sentencia del Tribunal Constitucional, lo  cual le va a dar actualidad. Pero, a pesar de que cuenta una historia de amor entre un haitiano y una dominicana, no se mete de lleno en tema político, no busca un juicio, sino que busca un diálogo, hacer énfasis en la historia de amor entre esos dos jóvenes.

    ¿Por qué deseas mantenerte al margen y no plantear una crítica hacia uno de los dos polos?
    No, porque creo que yo como realizadora, como artista, estaría cometiendo un gran error, no soy abogado ni soy política, no me corresponde, pero lo que sí me corresponde como artista es humanizar la relación, sensibilizar sobre el tema para que podamos conversar en armonía.

    ¿Ha sido pura casualidad que Cristo Rey coincida con este debate de la sentencia?
    Eso es lo grande. Esta película se filmó hace más de un año y en noviembre del 2012 la sentencia no estaba ni en el horizonte, en nada. O sea, ha sido como dicen por ahí, muchas coincidencias significativas de que justo en esta fecha es que hayamos conseguido disponibilidad en los cines, porque nosotros  intentábamos salir en mayo y como hay tantas películas, motivadas por la Ley de Cine, no se logró y se consiguió ahora.

    Pero en sí, ¿qué es lo que quieres promover con esta nueva obra?
    Lo primero que me interesa es hacer lo que te dije, no hacer ningún juicio, sino plantear una situación de manera humana y sensible; segundo, creo que me gustaría que esta película, de alguna manera, directa e indirectamente, le traiga beneficios al barrio Cristo Rey, porque la verdad es que hay muchas necesidades allí, de gente valiosísima que tiene deseos de hacer cosas, y nada. Ojalá que la película pueda ayudar a poner un poco de luz y llamar la atención de lo que se puede hacer para ayudar al barrio.

    ¿Este panorama que pintas en el filme, de adversidades, necesidades del barrio, fue lo que más te preocupó?
    En realidad, la cinta se enfoca mucho en la relación de los jóvenes, porque la química que tienen los protagonistas es chulísima y, claro, como la historia se desarrolla en Cristo Rey, esos temas son casi inevitables que no se toquen, porque tenemos escena donde hay ladrones, de criminalidad, porque la joven Joselyn, que interpreta Akari Endo, es la hermanita del capo de la droga de Cristo Rey. Entonces, inevitablemente se tocan esos temas, aunque la película no se concentre en hacer una denuncia sobre todo eso.

    ¿Y porqué eliges estos personajes: un haitiano y una dominicana?
    Bueno, en el clásico eran dos familias que se encontraban desde hace tiempo en problemas, es decir en riñas y que estaban obligadas a convivir en una misma sociedad, pues me pareció una analogía muy chula por los haitianos y dominicanos, que estamos obligados, ya por el destino, a compartir esta isla. Entonces hay que buscar la forma de que esa relación sea fructífera para ambos lados y me pareció muy apropiada la simbología. Bueno, dominicanos y haitianos estamos obligados a compartir esta misma isla, pero hay momentos de tensión y de conflictos, cómo lo arreglamos, y surge la idea del amor, el amor es lo que armoniza todo, es lo que permite que podamos ver las cosas sin prejuicios y con nuevos ojos.

    Presentaste Cristo Rey en el Festival de Toronto, ¿qué tal la recepción?
    Súper bien, la verdad que los muchachos la pasaron bien, les hicieron muchas entrevistas, incluso ellos tienen una sección que se llama los high-lights, que destaca las cosas que sobresalieron en el festival y los incluyeron a ellos, fue algo que llamó mucho la atención.

    ¿Qué otros proyectos tienes para el próximo año?
    Estoy desarrollando un largometraje animado de aventura sobre los Trinitarios, ese es para niños, es para conocer un poco más sobre nosotros mismos, bajo un esquema muy entretenido. Estamos en etapa de desarrollo, terminado el guión, tratando de completar el financiamiento y hablando con el talento local para hablar de lo que sería la animación.Con este proyecto estamos concursando en el FONPROCINE, esperamos que muy pronto den la buena noticia.

    ¿Cómo evalúas el desarrollo del cine dominicano durante el 2013?
    El hecho de que tenemos una Ley de Cine ahora, nos ha permitido crecer grandemente en dos sentidos: en el ámbito financiero, pues gracias a los incentivos se puede conseguir el financiamiento mucho más rápido, y hay otro aspecto que es el de la diversidad, del tipo de película que estamos haciendo, pues ya tenemos la opción de poder hacer drama y películas históricas. Tuvimos musicales a principios de este año, creo que eso es muy valioso. La diversidad de hacer las cosas y de ofrecer un producto cultural al público.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAtlético y Real avanzan en la Copa del Rey
    Noticia siguientePasión por el fútbol de mesa