Buena música para un año que inicia

    Los amantes de la música de casi todo el mundo esperan con ansias esta fecha para disfrutar de los valses y polkas del Concierto de Año Nuevo que ofrece la Orquesta Filarmónica de Viena en la Sala Dorada de la Musikverein, considerada por una gran mayoría como la mejor de las mejores.

    Como en años anteriores, será retransmitido en directo a más de 80 países; se espera que llegue a 1,000 millones de telespectadores de todo el mundo.

    En 2014 se conmemora el primer centenario del estallido de la Primera Guerra Mundial y la Filarmónica de Viena ha considerado oportuno invitar al director, y activista por la paz, Daniel Barenboim (Buenos Aires, 1942). Será la segunda vez que el fundador de la West-East Divan Orchestra tome la batuta en el Salón Dorado. La primera fue en 2009, momento en el que reclamó "paz en el mundo y justicia humana en Oriente Medio".

    Obras de la familia Strauss: Johann Strauss (padre) y Johann Strauss (hijo), principalmente, aunque también de Josef Strauss y Eduard Strauss serán parte de la programación. También habrá lugar para otras piezas, aunque no faltarán las más esperadas, el vals de El Danubio Azul y la Marcha Radetzky, que todo el público acompaña con sus palmas.

    Para poder ir. Debido a la gran demanda de localidades para asistir a este concierto, las entradas se adjudican por un sorteo. Desde el día 2 hasta el 23 de enero de cada año, los interesados presentan su solicitud en la página web de la Filarmónica de Viena, especificando si desea asistir al concierto de Año Nuevo (1 de enero), al de San Silvestre (31 de diciembre) o al Ensayo General (30 de diciembre), todos con los mismos intérpretes y programa (se puede solicitar para los tres, pero en peticiones separadas). Una vez concluido el periodo de solicitud se realiza el sorteo y se comunica a los agraciados el resultado. Los precios de las localidades para el concierto de 2012 oscilaban entre los 30 y los 940 euros para el concierto de Año Nuevo y entre 130 y 380 para el ensayo general

    Las flores que decoran la sala de conciertos del Musikverein son un regalo anual de la ciudad de San Remo, Liguria, Italia.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorVecinos de Funglode confrontan a protestantes de La Multitud
    Noticia siguienteSchumacher estable pero grave