Producción de ingenios apunta a la recuperación

    Con dos de sus cuatro ingenios reportando niveles récord de producción, la industria azucarera dominicana concluye su zafra 2013-2014 en un escenario que proyecta un resurgir de lo que en el pasado fue considerado como la “espina dorsal” de la economía.

    Proveniente en más de un 90% de productores privados, la zafra corriente apunta una producción de unas 560 mil toneladas métricas de azúcar, un nivel muy distante del récord histórico de 1.2 millones de toneladas logrado en el 1974, cuando la industria estaba formada por 16 ingenios, de los cuales 12 eran estatales y cuatro privados.

    Actualmente hay en operación cuatro ingenios, tres de ellos privados y un cuarto estatal, el Ingenio Porvenir, operado por el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), como resultado de un proceso judicial que le quitó la operación a un empresario español que había obtenido un contrato de arrendamiento. Se alegaron incumplimientos contractuales.

    Pendiente
    Precisamente el Ingenio Porvenir, que en la zafra 2012-2013 tuvo el más bajo rendimiento productivo, con un 7%, es el que todavía no ha concluido su zafra. Se esperaba que su ciclo de molienda terminara este fin de semana, con un volumen de producción de unas 15 mil toneladas métricas.

    Los ingenios Central Romana, Cristóbal Colón y Barahona, éste último con el nombre o razón social de Consorcio Azucarero Central, ya concluyeron sus respectivas zafras, y tuvieron una producción conjunta de 542,418 toneladas métricas de azúcar. De esos ingenios, el Cristóbal Colón y el Barahona, concluyeron con niveles de producción históricos.

    Esos dos ingenios, el Cristóbal Colón propiedad de la familia Vicini y el Barahona operado en arrendamiento por inversionistas salvadoreños, están ejecutando importantes proyectos de inversión, en busca de aumentar su productividad.

    De ellos dos, el Cristóbal Colón, que concentra la producción de otros dos ingenios que tenía la familia Vicini (Angelina y Caei) proyecta para el 2020 alcanzar una producción de 200,000 toneladas métricas.

    En la zafra recién finalizada, ese ingenio produjo 107,400 toneladas métricas de azúcar crema y 3,100 toneladas métricas de azúcar blanco directo, para una producción total de 110,500 toneladas de azúcar.

    Para la concluida zafra, la industria tuvo un área de cultivo de 1,686,107 tareas, y para el año de la zafra récord de 1.2 millones de toneladas, la extensión dedicada al cultivo de caña fue de 2,829,436 tareas, según muestran cifras del Instituto Azucarero Dominicano (Inazucar). Para entonces, el principal productor era el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), que en sus 12 ingenios tenía un área de cultivo de 1,842,868 tareas. En el año histórico, el CEA produjo 900,000 toneladas métricas de azúcar. Y de sus ingenios, el Porvenir, el único operando ahora, cultivó un área de 120,823 tareas.

    Los resultados de la recién concluida zafra refuerzan la tesis de los que creen que la industria azucarera está en una segunda etapa. Los altos precios internacionales del azúcar avalan esa creencia.

    “La industria azucarera está llamada a tener mejores resultados en sus operaciones, pues la industria ha continuado los planes de inversiones en campos y factorías”, dijo el presidente de la Unión Azucarera, César Heredia, consultado por elCaribe. Explicó que “las áreas de siembras de caña continúan en ampliación y la innovación tecnológica va de la mano con la inversión en campos de caña. En la cosecha de caña el mecanizado se amplia y las fábricas introducen tecnología para la diversificación de productos derivados de la caña.

    Tal es el caso de los ingenios Cristóbal Colón, que introdujo en la concluida 2014 la fabricación de azúcar blanco directo, producción que será ampliada en la próxima. Y el Central Barahona, quien en la próxima zafra también fabricará azúcar blanco directo”. El presidente de Unazucar proyectó que ambos ingenios han de producir más de 30,000 toneladas métricas de refino directo en la zafra 2014-2015.

    La zafra azucarera que recientemente concluye tuvo como elementos importantes los niveles de producción récord de los ingenios Cristóbal Colón y Barahona, segundo y tercer mayores productores, respectivamente, y la consolidación del Central Romana como mayor productor de azúcar del país y el que más caña de colonos muele, con cerca del 34% de su molienda. La producción pasada de los dos centrales, que ahora tuvieron volúmenes récord, fue de 95,351 toneladas métricas para el Cristóbal Colón y 71,900 toneladas para el Barahona.

    La producción de azúcar reportada por Central Romana y los ingenios Cristóbal Colón y Barahona de 542,418 toneladas métricas, garantiza que por segundo año seguido el país no tenga que importar azúcar, estima el presidente de Unazucar. El consumo doméstico es de alrededor de 350,000 toneladas métricas de azúcar, y el país tiene una cuota al mercado preferencial norteamericano, con precios altos, de unas 185,000 toneladas métricas. A partir de la firma del acuerdo comercial con Europa, conocido como EPA, la República Dominicana ha estado exportando al Viejo Continente. En la zafra 2012-2013 se exportaron hacia Europa un total de 162,432 toneladas métricas de azúcar. l

    Plataforma fabril de la industria baja a un 25%

    El proceso de recuperación de la industria azucarera encuentra a ese sector con su capacidad fabril disminuida a apenas el 25% de las unidades que tenía en la época más alta de su historia, cuando cada zafra ponía a moler 16 ingenios, 12 estatales y cuatro privados. La salida paulatina de la producción de dominante participación estatal comenzó a mediados de los 80, con el cierre de los ingenios Catarey (en Villa Altagracia) y Esperanza, en Valverde Mao.  

    Con la Ley de Capitalización de la Empresa Pública, aprobada en el 1997, se estableció el mecanismo de arrendamiento para los ingenios, pero de los acuerdos que se lograron sólo el del Ingenio Barahona tuvo éxito.

    La fuerza motorizadora de la economía de la industria todavía se mantiene, aunque más reducida, porque el cultivo y procesamiento de la caña se ha reducido en áreas y localidades. Cada zafra mueve en forma global unos  RD$3,700 millones en pagos de sueldos y salarios. 

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorEconomista advierte sobre crecimiento de informalidad en sector laboral
    Noticia siguientePrepárate para adquirir tu vivienda propia