Huérfana de campeones

    Anótelo y no se arrepienta: El boxeo profesional de República Dominicana está como el “coronel aquel” del laureado escritor colombiano Gabriel García Márquez.Sí, el boxeo local “no tiene quien le escriba”. Y para colmo, ¡sin muchas esperanzas! Es lo que se observa en el amplio panorama deportivo nacional.

    En la actualidad, aunque parezca increíble -dicen analistas- esta media isla está huérfana de campeones mundiales. Hace unos meses el pugilismo criollo contaba con dos monarcas del mundo, pero desfallecieron.

    Primero, el pasado 19 de abril -en Atlantic City, Estados Unidos- el entonces campeón mundial pluma- Javier “El Abejón” Fortuna fue despojado de su cinturón.

    Sin recibir un solo golpe el joven gladiador quisqueyano nativo de La Romana, perdió la faja de las 126 libras que avalaba la Asociación Mundial de Boxeo.
    Y perdió su cetro por una sencillez: Al ir a la báscula en la víspera de su combate con el mexicano Miguel Zamudio, se pasó con seis onzas. A pesar de que hizo tres intentos para dar el peso que certifica la categoría pluma, el invicto peleador romanense, falló en su propósito...¡y ahí mismo perdió la faja! No obstante, El Abejón Fortuna tuvo un final feliz, en el montaje del combate, pues trituró en menos de dos minutos a Zamudio.

    Mientras tanto, en lo inmediato, hay perspectivas de que dos criollos (Juan Carlos Payano y Claudio Marrero), suban al cuadrilátero en busca de sendas fajas mundiales. Sobre este aspecto se tendrán noticias oficiales en los próximos días, supo este periodista tras comunicarse con informantes de las ciudades de Miami y Nueva York.

    La decepción de Méndez

    Argenis Méndez, quien se proyectaba como un sólido monarca del mundo (en la división de los ligeros juniors), decepcionó al público dominicano...¡y a la prensa especializada!. Tras conquistar el cinturón de las 130, versión Federación Internacional de Boxeo (FIB) cuando derrotó al mexicano Juan Carlos Salgado, Méndez dio visos de que sería un exitoso titular. Hizo la primera defensa, pero el resultado fue tablas. Aunque, según expertos, en la práctica el criollo debió ser declarado ganador. Varios meses después, para defender por segunda ocasión su corona, enfrentó al cubano Rances Barthelemy quien resultó un duro rival.

    El Abejón, la esperanza inmediata

    En el boxeo de varones, El Abejón Fortuna sigue siendo la gran esperanza, en lo inmediato, para la conquista de al menos una faja mundial. El apoderado del peleador romanense, César Mercedes, se muestra optimista y cree que “eso viene pronto porque nuestro peleador está muy consciente de su responsabilidad”.

    En su más reciente pelea Fortuna quitó del medio un serio obstáculo cuando derrotó –en una violenta reyerta- al mexicano-estadounidense Juan Antonio Rodríguez. Fueron 10 asaltos de fieras, de principio a fin, pero el criollo, a pesar de que terminó el pleito con el ojo derecho cerrado, mereció el veredicto (unánime) de los jueces. Aquella pelea fue especie de la antesala de un posible combate, que podría celebrarse antes de terminar el año, en el que Fortuna vaya en busca del cetro mundial de las 130 libras ligero junior, que es su nueva división ya que decidió abandonar la categoría pluma.

    Las mujeres salvan el honor

    El pugilismo femenino dominicano sigue firme, consiguiendo triunfos a nivel internacional. Por lo menos dos boxeadoras criollas, Dahiana Santana y Katy Mamela Wilson, se mantienen como campeonatos mundiales de los pesos pluma súper gallo, respectivamente. Estas estelares peleadoras han salvado el honor del boxeo profesional local. Y, al parecer, seguirán trillando el camino del éxito.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorEl boxeo dominicano está huérfano de campeones
    Noticia siguienteLa segunda mitad de Gobierno abrirá con pacto eléctrico