En cuatro lustros exportaciones RD crecieron 201%

    En 20 años (1993-2013), las exportaciones de bienes desde República Dominicana crecieron 201%, al pasar en términos absolutos de US$3,200 millones a unos US$10,000 millones, de acuerdo a datos de la Dirección General de Aduanas (DGA).El director del organismo, Fernando Fernández, aseguró ayer que ese renglón ha sido uno de los elementos que han incidido en el rápido crecimiento de la economía dominicana, que en cuatro lustros (20 años) ha incrementado en promedio un 5.5%, situándose así como el segundo en América Latina, superado solo por Panamá. Fernández sostiene que ese crecimiento no ha llegado solo, sino que trajo a la vez una reducción de la pobreza, que en el tiempo citado fue de 22 puntos porcentuales. Eso es, que pasó de 60.7% a 38.9%, aunque hay que aclarar que este último cálculo el funcionario lo hizo en base a un redondeo de los años 1991-2010.

    Al exponer en el tradicional almuerzo de la Asociación Dominicana de Exportadores (Adoexpo), el director de Aduanas calculó también que desde 1993 hasta finales de 2013 los flujos comerciales (suma de importaciones y exportaciones) aumentaron en más de US$23,000 millones, para un crecimiento acumulado de 248 por ciento.

    El funcionario destacó que aunque República Dominicana ha desarrollado una política de apertura y de promoción de las exportaciones, que ha contribuido con el desarrollo internacional del país,  reconoce, a la vez, que el reto permanente es el de seguir ganando nuevos mercados y poder colocar mayores volúmenes en destinos actuales.

    Y una buena forma de propiciar eso que plantea Fernández es abriendo la Ventanilla Única del Comercio Exterior, si se toma en cuenta lo expresado por el presidente de Adoexpo, Sadala Khoury, quien le antecedió en su exposición frente al auditorio que acudió a uno de los salones del hotel El Embajador, de la capital. “Hoy la Ventanilla Única de Comercio Exterior es más que una necesidad, y cada día de retraso en su implementación es un día de ventaja que le regalamos a nuestros competidores”, dijo Khoury. “Y qué bueno que te hayas referido a ese tema”, respondió el director de Aduanas cuando habló al público.  Fernando Fernández en su exposición pasó revista a una serie de proyectos e iniciativas encaminadas por la institución que dirige.

    El crecimiento de las exportaciones trajo consigo un cambio en la matriz exportadora. Y eso se explica, según Fernández, porque las de bienes primarios, conformados por café, cacao, azúcar y tabaco (rubros que sustentaron parte importante de lo que una vez se llamó economía de postre) que en 1991 representaban el 40% de las exportaciones, para el año 2013 habían caído al 18%. Sin embargo, en lo particular de ese grupo hay algunos que, como el cacao (principalmente orgánico), han sobresalido cubriendo más del 60 por ciento de la demanda mundial, según la DGA.

    En un escenario caracterizado por la rápida expansión de los flujos comerciales, el desafío, dice Fernando Fernández, consiste en brindar las facilidades posibles al libre comercio, sin renunciar a las responsabilidades con la sociedad en materia de recaudación fiscal y control aduanero. Resaltó que para 2014 el informe Doing Business del Banco Mundial ubica a República Dominicana en el segundo lugar a nivel latinoamericano en cuanto a facilidades para desarrollar el comercio transfronterizo.

    Adoexpo está interesada en que sea actualizada ya

    El presidente de Adoexpo expresó la esperanza de que esta administración de gobierno siente las bases firmes hacia el desarrollo de un comercio exterior eficiente, competitivo y capaz de ser un referente en cualquier mercado. Khoury aprovechó el escenario (no es la primera vez que lo hace) para decir que la Ley de Aduanas de Estados Unidos establece plazos para los trámites en aduanas, donde las cargas marítimas no pueden pasar de 24 horas, las aéreas de 4, y las terrestres de no más de una hora. Explicó que las autoridades dominicanas deben tener presente que, en el caso de los productos agrícolas, el reto es más fuerte, pues el tiempo comienza a correr desde el mismo instante en que el fruto es cosechado. Aseguró que la Ley de Aduanas, más temprano que tarde, deberá ser sometida a una actualización, para incluirle aspectos que obliguen a que los procesos sean más ágiles, “si realmente estamos en búsqueda de la competitividad plena”.

    “Todos estamos convencidos de la importancia capital que tiene el sector exportador en la economía dominicana, especialmente por su ponderación en la generación de divisas”, dijo.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorEspaña sacrifica a perro de mujer con ébola
    Noticia siguientePreocupan muertes materno-infantiles