Correo de los lectores

    Por la vida

    Señor director: Recientemente la Conferencia del Episcopado Dominicano ha emitido su parecer acerca del proyecto de Ley observada por el presidente de la República, Danilo Medina, en la que se muestra en desacuerdo con algunas modificaciones al Código Penal. Hay que decir, señor director, que ese comunicado fue leído en todas las parroquias o iglesias del país, a los fines de sensibilizar a los feligreses del peligro, según ellos, de la aprobación de dicha Ley. El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) también se sumó a la Iglesia católica al pedir al primer mandatario retirar sus observaciones. Según el secretario general del PRSC, Rogelio Genao, el 90 por ciento de la población está en desacuerdo con las observaciones del primer mandatario, en la que quebrantaría la Constitución. Creemos que dado el interés de las iglesias tanto evangélica como la católica, el señor presidente de la República debe dejar sin efecto las controversiales observaciones a algunos artículos de la Ley del Código Penal. Entendemos que el primer mandatario escuchará el reclamo de esos importantes sectores, especialmente de las iglesias, las cuales luchan por la vida del ser humano, sin ningún tipo de discriminación.
    Sebastián Solís
    Periodista

    Limpieza necesaria

    Señor director: Antes de que el profesor Juan Bosch fundara el Partido de Liberación Dominicana -PLD- había iniciado un proceso de limpieza en el Partido Revolucionario Dominicano -PRD- que llamó “’desgarrapatización” porque varios de sus dirigentes asumieron una conducta que no era compatible con los principios y la ideología que le dieron origen al buey que más jalaba.
    Como la formación social e ideológica de Bosch estaba ceñida a la ética y divorciada del accionar de esas garrapatas, se decide crear una organización política libre de esos parásitos succionadores.

    Quizás Bosch al crear ese partido no sabía que en su seno se incubaban, no futuras garrapatas para succionar la sangre de algún cuadrúpedo, sino futuros dráculas que succionarían los recursos del Estado como realmente ha sucedido.
    En el PLD alguien debe de dar o dejar que se dé un ejemplo de moralidad y ética, como hizo el Nazareno en el Templo de Jerusalén, que tomó un látigo para azotar y expulsar a los ladrones por sus malas prácticas para limpiar esa basílica (en este caso al PLD).

    Como no es un proceso complicado, creo que esa tarea debería estar encabezada por el discípulo más aventajado de Bosch y que en una ocasión invocó al Señor para que le diera la paciencia de Job.
    José Medina Fleury
    Periodista

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorScherzer podría buscar mejor contrato que Kershaw
    Noticia siguienteHoy es #ViernesDePandora